Obama acusa a la Casa Blanca de atentar contra los valores estadounidenses

Barack Obama, expresidente de Estados Unidos.
Barack Obama, presidente de Estados Unidos.

El expresidente de Estados Unidos ha roto su silencio y ha salido en defensa de las manifestaciones celebradas en todo el país como protesta al último decreto de Trump.

Obama acusa a la Casa Blanca de atentar contra los valores estadounidenses

Como una violación a los valores de los estadounidenses calificó Barack Obama la última orden ejecutiva emitida por su sucesor en la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump. Obama se había mantenido en silencio hasta ahora respecto al proceder de quien ocupa ahora el Despacho Oval. Sin embargo, el exmandatario ha roto sus votos de silencio ante la amenaza que representa el reciente decreto presidencial a los valores centrales de su país.

El veto de ingreso a territorio estadounidense contra personas oriundas de hasta siete países de mayoría musulmana ha desencadenado una serie de manifestaciones masivas. Por medio de su vocero Kevin Lewis, el expresidente ha expresado primeramente su sorpresa por el "nivel de compromiso de comunidades de todo el país". En apenas 10 días en el cargo, Trump ya ha conseguido que varios sectores de la sociedad se alzaran contra él, pues el sábado pasado, con menos de 24 horas en el cargo, Washington fue tomada por organizaciones y representantes feministas, quienes se manifestaron contra los comentarios machistas hechos por Trump mismo durante su campaña. Su veto a personas con pasaporte de Sirio, Yemen, Irán, Irak, Libia, Somalia y Sudán, aun aquellos que tienen visado y documentos en regla, propició nuevas movilizaciones. 

Lewis invitó a los estadounidenses a proteger la democracia en todo momento, incluso cuando los comicios ya fueron celebrados. De igual forma, el portavoz confirmó que Obama defiende y apoya las manifestaciones como derecho constitucional. "Los ciudadanos que ejercen su derecho constitucional de manifestarse, organizarse y hacer que sus voces las oigan los cargos electos es exactamente lo que esperamos ver cuando los valores estadounidenses están en juego", expresó.

Obama también se defendió de las críticas que aseguran que este veto presidencial fue inspirado en una de las políticas que él mismo impuso durante su mandato. Según Kelly, el expresidente "está fundamentalmente en desacuerdo con la idea de discriminar a individuos por su fe o religión".

El argumento para lo anterior es que los siete países incluidos en el decreto presidencial fueron tomados de una lista que la Administración Obama hizo como países que hospedaban posibles actividades terroristas.

En su orden, el empresario neoyorquino citó los ataques del 11 de septiembre de 2001 como justificación. No obstante, permite el ingreso de ciudadanos de Arabia Saudí y Egipto, países de donde eran oriundos los reponsables de aquel siniestro. @hmorales_gt

 

 

Obama acusa a la Casa Blanca de atentar contra los valores estadounidenses
Comentarios