Buscar

MUNDIARIO

Nuevo escándalo en la corona: el Rey emérito ocultó millones de euros en Suiza

La compra y venta de títulos de empresas españolas dejó una jugosa ganancia en plusvalía a Juan Carlos I, cuyos fondos utilizó en viajes a América.
Nuevo escándalo en la corona: el Rey emérito ocultó millones de euros en Suiza
El Rey Juan Carlos I, vinculado a movimientos bancarios turbios. / Pixabay
El Rey Juan Carlos I, vinculado a movimientos bancarios turbios. / Pixabay

Yokari Conde

Periodista.

La monarquía española se enfrenta a un nuevo escándalo tras la revelación de que el Rey emérito, Juan Carlos, figura como accionista de compañías del Ibex 35, cuyo estatus le habría permitido ocultar en dos bancos suizos el cobro de comisiones ilegales por montos millonarios y que él mismo usaba para pagar vuelos charter de placer así como cubrir otros gastos en efectivo.

Según revela el diario El Confidencial, Juan Carlos usó a la Fundación Zagatka para ocultar su identidad y su participación, durante casi dos décadas, en bancos y empresas como BBVA, Santander, Iberdrola, Ence, ACS, Abertis, Endesa, Acciona y Repsol, entre otras, cuyas ganancias suponen la acumulación de una fortuna por parte del Rey emérito.

El primo de Juan Carlos, Álvaro de Orleans-Borbon, figura como el director de la Fundación Zagatka desde su creación en el año 2003, cuyas cuentas en los bancos suizos Credit Suisse y Lombard Odier revelan movimientos millonarios de presuntas operaciones con cobro de comisiones ilegales de intermediación y que a su vez eran invertidos en la bolsa o en la compra de productos financieros con el objetivo de obtener nuevas ganancias.

De esta forma, el monarca tendría disponibilidad de recursos para cancelar vuelos privados o estancias en hoteles lujosos así como también disponer de efectivo, para lo cual Zagatka realizaba ventas parciales de los activos y de inmediato aumentaba el saldo disponible en los depósitos.

Las turbias transacciones se mantuvieron hasta agosto de 2018, cuando súbitamente pararon debido a la investigación que abrió la Fiscalía de Ginebra por presunto blanqueo de capitales por parte del monarca.

Los montos en la compra de acciones en Iberdrola ascendieron hasta 235.136 euros en enero de 2019, cuando España atravesaba una crisis económica. Pero las transacciones no se detuvieron. El ritmo de las transacciones se mantuvo con montos millonarios y con importantes plusvalías en la compra y ventas de acciones de Endesa, Acciona, Albertis, Repsol y otros gigantes extranjeros como Total, Danone y Eon. @mundiario