Buscar

MUNDIARIO

¿Será Galicia el punto de escala de José Blanco en su vuelta a la primera línea?

El hombre que aupó al ex presidente Zapatero y controló el PSOE está ahora de eurodiputado, pero en su tierra, en Galicia, no falta quien se acuerde de él. ¿Volverá?

¿Será Galicia el punto de escala de José Blanco en su vuelta a la primera línea?
José Blanco. / PSOE
José Blanco. / PSOE

El hombre que aupó al ex presidente Zapatero y controló el PSOE está ahora de eurodiputado, pero en su tierra, en Galicia, no falta quien se acuerde de él. ¿Volverá?

No sé por qué, pero me acuerdo de Pepe Blanco. Lío en el partido socialista, aunque no lo reconocen, lo hay y del bueno... Al menos en Galicia es así. Los barones se jubilan, se desmarcan o se callan y José Ramón Gómez Besteiro navega llevando el timón socialista gallego pero todavía sin rumbo fijo. Y estaba ahora pensando, ¿qué será será de José Blanco?

Nació en el municipio lucense de Palas de Rei. Cursó el bachillerato en el instituto Juan Montes de Lugo, allí tuvo como profesor de filosofía a José López Orozco, que entonces militaba en el Partido Socialista Popular de Enrique Tierno Galván, junto con otros miembros relevantes del socialismo lucense. Empezó la carrera de Derecho pero dejó los estudios para entrar en la política. Fue miembro de la ejecutiva del PSdeG - PSOE y secretario general del partido en Lugo. En las elecciones generales de 1989 fue elegido senador. Se cocinaba en estos años un político puro.

En las elecciones generales de 1996, José Blanco consigue el puesto de diputado por el Partido Socialista por Lugo. Había llegado su consagración política. En 1998 coordina la candidatura de Emilio Pérez Touriño a la secretaría general del PSOE de Galicia. Fruto de esta labor, Touriño accede a la secretaría general del PSdeG - PSOE. Blanco también reunió los apoyos que llevaron a José Luis Rodríguez Zapatero a la secretaría general del PSOE en el XXXV Congreso Federal, enfrentado a José Bono, que salió derrotado. José Blanco es nombrado secretario de Organización de la Ejecutiva federal del partido, puesto que ocupa entre los años 2000 y 2008.

En 2008 Blanco barajó la posibilidad de dejar la política, pero se lo impidió Zapatero, que le consideraba "imprescindible", al haber pacificado el partido y garantizado el apoyo de éste al Gobierno. Blanco fue nombrado vicesecretario general del PSOE, señal de la influencia que acumulaba en el partido. Todos coincidían: era el más poderoso del PSOE de entonces, el auténtico hombre fuerte del débil Zapatero.

En 2009, en plena crisis, se anunció su nombramiento como ministro de Fomento. En su etapa como titular de Fomento tiene lugar el cierre de todo el espacio aéreo español, en diciembre de 2010, quedando cerca de 600.000 personas atrapadas en los aeropuertos españoles, y desembocando en la única declaración de Estado de alarma de la democracia. Blanco no se arrugó en ningún momento y volvió a demostrar una increíble capacidad de gestión. Entonces sólo él era valorado al alza en el Gobierno de ZP.

En 2010, tras la supresión del Ministerio de la Vivienda, José Blanco pasó a asumir las competencias relacionadas con el área  dentro del Ministerio de Fomento. Volvió a lucir su talento y a sacarle las castañas del fuego al peor presidente de la democracia española. El 14 de diciembre de 2010, durante el primer estado de alarma de la democracia, anuncia la privatización del 70% de las torres de control de los aeropuertos españoles que estaban en manos de la entidad pública AENA anunciando que, en una primera fase, se sacaría a concurso la gestión del control aéreo de 13 aeropuertos y a partir de 2012, las torres de control del resto de aeropuertos. En 2011 se culmina la fase inicial de la privatización del control aéreo con la adjudicación de las torres de control públicas de 13 aeropuertos de AENA a las empresas privadas Saerco y FerroNats. Solución que como casi todas no le gustó a la oposición, pero que dio salida a un problema claro de egos por parte de un grupo de privilegiados trabajadores. Durante su mandato al frente del Ministerio de Fomento, en el año 2010, también se anuncia la privatización de la gestión de los aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, así como el 49% de la Entidad Pública AENA.  Esta decisión fue duramente criticada por sectores de la izquierda parlamentaria, acusándole de malvender la entidad pública.

Al final de su mandato, Zapatero estaba muy tocado y Blanco era el hombre fuerte. A comienzos de 2012, Blanco fue sustituido en el PSOE por Elena Valenciano, que poco duraría. Actualmente está de eurodiputado del PSOE. No sé por qué, pero me acuerdo de Pepe Blanco... ¿Volverá a Galicia?