EL MUNDO ENTERO REZA A MADIBA.

Homenaje a Nelson Mandela: ¿Cabe la posible canonización de un jurista ejemplar?

12  Dibujo con retazos de tela -  Junior Lopes - Brasil - Homenaje a Mandela
Dibujo con retazos de tela de Junior Lopes en homenaje a Mandela.

No sería de extrañar que entre los numerosos honores y gracias que de seguro se irán sucediendo se gestase una comisión que abriese un eventual procedimiento de canonización papal.

Homenaje a Nelson Mandela: ¿Cabe la posible canonización de un jurista ejemplar?

Nelson Rolihlahla Mandela, conocido en su país, Sudáfrica, como Madiba, fue un político y abogado sudafricano. Premio Nobel de la Paz.

Madiba, hombre de Estado e icono en la defensa de la justicia social, ha sido ante todo un referente mundial de valores cuya ejemplaridad y altura moral alcanzaron un reconocimiento universal.

Un líder indiscutible cuyo ejemplo dio la vuelta al mundo y que empleó su carisma y su valor en hacer la paz y la justicia, aboliendo la opresión del vergonzante régimen racista de apartheid, y consiguió instaurar la democracia y la unidad en Sudáfrica sacrificando en el camino su propia libertad.

Madiba es, más allá de su fe cristiana metodista, por su  ejemplar elevación ética, modelo de sacrificio en pro de la justicia, de la igualdad y la dignificación humanas, el referente social, político y jurídico que junto con Mahatma Gandhi, en la India, podría equipararse a un mártir contemporáneo. Desconoció el rencor de la injusticia que padeció por defender los derechos fundamentales de su pueblo, llevó el perdón a sus últimas consecuencias y con él empezó a construir una sociedad nueva, más moderna y justa.

Es un hito histórico el logro de un gran hacedor de la paz y máximo exponente de la lucha por la convivencia en la igualdad de todos los seres humanos,  que consiguió el abrazo natural entre blancos y negros cuando se imponía un divorcio político no deseado por ninguna de las partes.

 No sería de extrañar que entre los numerosos honores y gracias que de seguro se irán sucediendo a partir del próximo 15 de diciembre, fecha en la que se celebrará un multitudinario funeral de Estado, se gestase una comisión que abriese un eventual procedimiento de canonización papal. Proceso judicial en el que dada la cantidad de documentos existentes que informan  y legitiman una probable declaración de santidad y el indiscutible calado global que la figura de Mandela ha causado en todo el mundo, adivinan agilizar el proceso respecto a otras causas tradicionalmente estancadas por el estudio de la congregación para las causas de los santos, como la promovida para la beatificación de la reina Isabel I cuyo proceso se encuentra ralentizado en Roma por más de 60 años.

Y al igual que otras personalidades cuya trayectoria vital han significado ejemplos de sacrificio y entrega a los demás, cuya altura moral ha trascendido a nivel universal  y a toda confesión y que como tales, independientemente de la fe profesada, suscitaron la propuesta y postulación de procedimientos de canonización, santos de origen tan diverso como Teresa de Calcuta o Siddharta Gautama, canonizado santo cristiano como Josafat, que tienen en común con Mandela una vida y obra paradigmáticas cuya trayectoria y ejemplo son lecciones universales.

A la espera de ese posible ‘Decretum Laudis’ que reconozca y oficialice el grado ejemplar de vida cristiana, nos quedamos con su legado lleno de enseñanzas magistrales, como el jurista más inspirador de la historia reciente: "erradicar la pobreza no es un asunto de caridad sino un acto de justicia." Con sentencias como ésta, Mandela sembró el génesis de un mundo mejor.

Su existencia heroica es indiscutible y la declaración de que murió en santidad quizás no tarde en conquistarse pero lo que es indiscutible es que, venerado ya en vida, esa declaración de venerabilidad previa por la que pasa todo proceso de canonización, deviene inminente.

Muchos rezan hoy a Madiba como un padre, un salvador y una fuente de inspiración.

Comentarios