Buscar

MUNDIARIO

Navalny lidera la protesta juvenil que busca hacer una diferencia en la Rusia de Putin

El líder de la oposición rusa Alekséi Navalny tiene 30 días para reflexionar sobre su próximo movimiento político desde la cárcel, tras ser declarado culpable de haber llamado repetidamente a protestas ilegales.

Navalny lidera la protesta juvenil que busca hacer una diferencia en la Rusia de Putin
Alekséi Navalny. / RRSS
Alekséi Navalny. / RRSS

Alekséi Navalny, el líder de los reclamos es uno de las casi 1.400 personas detenidas durante las protestas de masas el lunes, una señal de que el Kremlin tiene poca paciencia para los rusos que están recurriendo a él en busca de un nuevo liderazgo. Mientras que la participación para las manifestaciones del Día de Rusia fue más baja que las protestas masivas, la influencia de Navalny fue clara cuando los manifestantes se enfrentaron con la policía y gritaron mensajes anti-Putin.

Navalny está buscando una potencial candidatura para las elecciones presidenciales del próximo año, algo que, dada su popularidad entre los jóvenes del país, Putin quisiera evitar. Su campaña se produce a pesar de que fue condenado por malversación y su sentencia suspendida en febrero. Las leyes rusas prohíben que las personas condenadas se presenten a la presidencia. Navalny dice que los cargos en su contra están motivados políticamente.

Aún así, Navalny probablemente planeará su próxima manifestación pública para justo antes de las próximas elecciones presidenciales. Es evidente que el opositor va a volver a manifestar, sobre todo ante el apoyo de las numerosas personas que le siguen. Pero cómo y dónde es más una pregunta táctica. Navalny ha demostrado ser un opositor con sentido, ya que manifestar precisamente en el Día de Rusia fue por supuesto una decisión táctica muy bien razonada.

Navalny ha conseguido una exposición privilegiada en Rusia porque es brillante en la forma en que utiliza los medios de comunicación social, y es por ello que es tan bueno para llegar a los votantes jóvenes. Algo que su contraparte, el presidente Putin, nunca se molestó en hacer.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política