Buscar
loading...

La muerte del juez Teori Zavascki podría haber sido un hecho premeditado

El magistrado del Tribunal Supremo de Brasil murió la semana pasada en un accidente aéreo. Sin embargo, en aquel país corre la hipótesis de que la nave fue accidentada deliberadamente.

La muerte del juez Teori Zavascki podría haber sido un hecho premeditado
Teori Zavarascki. : cartacapital.com.br
Teori Zavarascki. : cartacapital.com.br

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

El juez del Tribunal Supremo de Brasil, Teori Zavascki murió la semana pasada en un accidente aéreo mientras retornaba de sus vacaciones rutinarias. El magistrado era uno de los hombres más importantes en las investigaciones por el caso Lava Jato, el cual tiene a varios políticos y empresarios brasileños tras las rejas y a otros tantos en camino de hacerles compañía. Su deceso inicialmente se reportó como producto de un deterioro que sufrió la aeronave que lo transportaba, mas en Brasil han empezado a correr hipótesis de que el accidente fue provocado deliberadamente.

Su mismo hijo, Fernando Zavascki había publicado que los criminales que podrían caer en manos de la Justicia por las investigaciones de su padre no se dejarían vencer tan fácilmente. "Es infantil pensar que criminales de la peor calaña vayan a decidir someterse simplemente a la ley. Si algo le pasa a alguien de mi familia, ya saben ustedes por dónde buscar. Ahí lo dejo", escribió el año pasado en su perfil de Facebook. Ahora, con su padre fallecido, ha rebajado el tono de sus palabras, que llegaron a denunciar amenazas directas a su progenitor.

Para Francisco, el accidente en el que murió su padre sí apunta a ser eso, nada más un accidente, más para muchos el accidente de la nave que transportaba a uno de los jefes de la única institución con poderes para imputar y juzgar a políticos con aforo legal, no podía ser algo casual. Las sospechas son variadas y, algunas, muy disparatadas.

El principal polvorín de hipótesis de conspiraciones son las redes sociales. Algunos aseguran que el jurista llevaba consigo documentos importantes para el esclarecimiento del caso, y que los mismos han desaparecido como producto del accidente, algo que no se ha podido comprobar. También se ha esparcido una conversación que fue grabada el año pasado, y en la que se puede escuchar a dos senadores lamentando que el jurista no tenga ninguna extensión en los despachos políticos, pues así podrían llegar a él y detener la maratónica oleada de imputaciones a distintos funcionarios. Zavascki siempre fue conocido por mantener un discreto segundo plano -más allá de cumplir su trabajo- en cualquier clase de lío que involucrara a políticos.

Otra hipótesis manejada es que todo fue planeado por Luiz Inázio da Silva, conocido como Lula. El expresidente tendría guardado un magno secreto que dejaría en entredicho su participación en las elecciones presidenciales del año entrante. No obstante, el exmandatario no está aforado y, por consiguiente, su caso no conscernía al occiso.

Puñaladas por la espalda

Pero lo cierto del caso, más allá de lo verídicas o tontas que resulten las hipótesis, la política de Brasil es hoy por hoy un auténtico campo minado en el que nadie se fía de nadie. Cuando fue destituida en agosto, Dilma Rousseff aseguró que se había movido una gran conspiración para sacarla del poder. Posteriormente, Michel Temer perdió a uno de sus mejores hombres, Romero Jucá, por haberse descubierto que manejaba una conspiración contra las investigaciones del mismo caso Petrobras. Lula da Silva también fue acusado de ser el comandante en jefe de una trama sin detallar, en la que realizó acciones también sin detallar. Por último, este efecto dominó lo cierra el mismo Lula, quien religiosamente siempre que recibe una denuncia proclama que se trata de una "conspiración". @hmorales_gt