Rusia y Bielorrusia inician ejercicios militares conjuntos cerca de la frontera con Ucrania

Vladimir Putin, presidente de Rusia y Aleksandr Lukashenko, presidente de Bielorrusia / kremlin.ru
Vladimir Putin, presidente de Rusia y Aleksandr Lukashenko, presidente de Bielorrusia / kremlin.ru

La OTAN ha calificado esta serie de ejercicios conjuntos como “el mayor despliegue” de las fuerzas armadas rusas en Bielorrusia desde la Guerra Fría.

Rusia y Bielorrusia inician ejercicios militares conjuntos cerca de la frontera con Ucrania

Las tropas de Rusia y Bielorrusia han iniciado una serie de ejercicios militares en conjunto, de un periodo de 10 días, a partir de este jueves muy cerca de la frontera de Bielorrusia con Ucrania. El Ministerio de Defensa de Rusia informó de que, en ellos, los soldados podrán “familiarizarse con el terreno y a trabajar en equipo”.

Mientras tanto, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), ha señalado que “se trata del mayor despliegue” en la exrepública soviética que Rusia ha hecho desde la Guerra Fría. Aunque las autoridades de ambos países no han querido revelar la cantidad del personal presente, cuando aseguraron que han enviado armas desde Rusia, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha estimado que cerca de 30.000 tropas rusas y casi todas las fuerzas armadas de Misnk están desplegadas en suelo bielorruso.

Según la información que la cartera de Defensa de Rusia ha develado a los medios de comunicación, los entrenamientos tienen lugar en cinco áreas distintas de la geografía bielorrusa, concentrándose al oeste y al suroeste, en regiones fronterizas con Polonia y Ucrania, respectivamente.

Ucrania denuncia ‘presión psicológica’

Estos ejercicios conjuntos, que ambos países habían anunciado con anterioridad, mantienen a Occidente alerta, a pesar de que la Cancillería rusa ya ha confirmado que las tropas desplegadas regresarían “a sus bases con seguridad” al terminar sus misiones en Bielorrusia.

Esta ampliación de los eventos militares parece cercar a Ucrania cada vez más, después de que Rusia continuara desplegando 122.000 soldados al este de su frontera con Ucrania, y al sur, en la península de Crimea, anexada por el Kremlin en 2014 y donde gobiernan las fuerzas separatistas prorrusas. Kiev se ve rodeada por el norte, el sur y el este.

Ante esto, el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, ha denunciado que “la acumulación de tropas cerca de nuestras fronteras es un medio de presión psicológica de parte de nuestros vecinos”. “No hay nada nuevo aquí. En cuanto a los riesgos, existen y nunca han cesado desde 2014” añadió en un comunicado.

Kiev inició este jueves también sus propios ejercicios militares, aunque en el interior de sus fronteras, con drones de combate turcos y misiles antitanques proporcionados por el Reino Unido y EE UU.

Armas de preocupación

En los días recientes, el Kremlin ha estado enviando a Misnk armamento de largo alcance como baterías de misiles antiaéreos S-400 y cazas de cuarta generación Su-35. Además, el ministro de Exteriores ucraniano ha confirmado que Kiev se encuentra planificando una respuesta para los simulacros navales rusos que tendrán lugar en el mar Negro, donde seis buques rusos se dirigen desde el Mediterráneo hacia el cruce entre Ucrania y Rusia, en la península de Crimea.

La OTAN advierte de que a Minsk han llegado varios misiles Iskander-M, que son armamento terrestre de poco alcance, pero que son capaces de portar cabezas nucleares. @mundiario

Rusia y Bielorrusia inician ejercicios militares conjuntos cerca de la frontera con Ucrania
Comentarios