Buscar

MUNDIARIO

Moro presenta pruebas contra Bolsonaro sobre su supuesta interferencia en la policía

El exministro de Justicia fue interrogado durante ocho horas este sábado luego de haber ofrecido fuertes acusaciones contra el presidente.
Moro presenta pruebas contra Bolsonaro sobre su supuesta interferencia en la policía
Sergio Moro, exministro de Justicia de Brasil. / RR SS.
Sergio Moro, exministro de Justicia de Brasil. / RR SS.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

Sergio Moro pasará a la historia por muchas razones. Primero por haber sido el principal impulsor de la investigación del Caso Lava Jato, luego por haber logrado encerrar al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, después por haberse convertido en el ministro de Justicia de Jair Bolsonaro y finalmente por renunciar a este cargo y acusar al mandatario de interferir con la Policía Federal.

Debido a estas acusaciones, Moro ha tenido que comparecer en la sede de la Policía Federal de Curitiba por unas ocho horas. Fuentes del caso informaron a los medios brasileños que el exjuez presentó mensajes y audios como pruebas de que Bolsonaro efectivamente estaba intentando intervenir políticamente en la policía, el órgano que justamente se está encargando de las investigaciones contra los tres hijos del mandatario.

El testimonio de Moro forma parte de la investigación autorizada por el magistrado del Supremo Tribunal Federal Celso de Mello, para esclarecer si Bolsonaro intenta interferir en la Policía Federal y si para esto llegó a falsificar la firma de Moro en la publicación de la destitución del entonces director general de la Policía Federal, Maurício Valeixo. Aunque Moro y el mandatario habían tenido varios desacuerdos, esta destitución no autorizada por el exministro terminó siendo el punto de ruptura entre ambos.

El Fiscal General, Augusto Aras, solicitó que se abriera la investigación, dejando claro que tanto Bolsonaro como Moro podrían haber cometido delitos. En el caso del presidente es investigado por los presuntos delitos de falsificación, coerción, prevaricación administrativa, obstrucción a la justicia y corrupción pasiva privilegiada. Mientras que el antiguo juez podría enfrentar cargos por calumnia, crimen contra el honor y prevaricación si no presenta pruebas. @mundiario