Buscar

MUNDIARIO

Moreno acusa a Maduro y a las FARC de participar en las protestas en Ecuador

El presidente ecuatoriano denunció que el líder chavista habría enviado, en alianza con la guerrilla colombiana, supuestos infiltrados para conspirar en su contra. Volvió a mencionar a su antecesor, Rafael Correa, como parte del plan golpista. 

Moreno acusa a Maduro y a las FARC de participar en las protestas en Ecuador
Lenin Moreno
Lenin Moreno

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

La grave crisis social se agudiza cada día más en Ecuador. El presidente Lenín Moreno denunció, en una entrevista concedida a la televisora colombiana NTN24, la presunta infiltración de guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas (FARC) en las masivas protestas en Quito y otras regiones del país norteño.  En esa línea, acusó al líder chavista Nicolás Maduro de auspiciar la presencia de los militares colombianos.

“Estamos teniendo ya las pruebas de que hay gente de las FARC inmersa. La metodología que utilizan es casi igual. Ninguna duda de que existen venezolanos enviados, están presentes en las tomas. Se sumaron inmediatamente a la medida y empezaron con sus actos violentos. Porque en esencia los indígenas no son violentos, ellos suelen manifestarse en paz, enérgicamente pero en paz, y a eso tienen derecho, de acuerdo a la Constitución”, dijo.

“Lo que no tiene derecho nadie es hacer lo que hicieron estos sinvergüenzas, auspiciados desde Caracas, con las órdenes de Maduro y Correa, para empezar a agredir a las personas, a dañar los bienes públicos”, agregó Moreno. Sin embargo, el mandatario no descartó que el Ejército de Liberación Nacional (ELN) también sea parte de las protestas. “Estamos consiguiendo las pruebas”, añadió.

Moreno tampoco perdió oportunidad para cargar contra su antecesor, Rafael Correa, quien se ha declarado su más ferviente enemigo político desde que asumió el Gobierno. “Llegó hace una semana  a Caracas para recibir órdenes de ese sátrapa [por Maduro], de ese criminal asesino que está sometiendo al pueblo al peor apocalípsis que se ha visto jamás en América del Sur”, atacó.

Como sea, el presidente ecuatoriano ha dicho que apelará al diálogo con los indígenas para acabar con las masivas protestas en Quito. Además, descartó renunciar a su cargo. “Tengo que pacificar el país. No tuve temor de ser derrocado. Yo hace 20 años estaba muerto. Los médicos determinaron que estaba muerto. Mientras esté vivo, a cumplir con la Constitución, a defender la democracia y la libertad de los ecuatorianos”, ha zanjado.

Las protestas en Ecuador explotaron luego de que la Administración de Moreno decidió una serie de medidas para pagar una deuda de US$ 4500 millones al Fondo Monetario Internacional (FMI). Entre las polémicas disposiciones se encuentran el incremento de los subsidios de los combustibles, la reducción de los salarios de los trabajadores en un 20% y las empresas con ingresos de US$ 10 millones deberán aporta al fisco.

En las últimas horas, la ministra del Interior, María Paula Romo, dijo que puede haber más incidentes en Quito. En relación a esta declaración, la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) ha anunciado que no se sentarán a conversar con el Ejecutivo y, en las próximas horas, tomarán medidas radicales. @mundiario