Buscar

MUNDIARIO

Montero advierte de que Pedro Sánchez será investido contra todo pronóstico

La ministra de Hacienda no se deja intimidar por el pésimo momento que atraviesa el partido y el presidente y el PSOE está dispuesto a seguir con su plan.

Montero advierte de que Pedro Sánchez será investido contra todo pronóstico
María Jesús Montero, ministra de Hacienda. / RRSS.
María Jesús Montero, ministra de Hacienda. / RRSS.

María Jesús Montero ha avisado a Unidas Podemos que el PSOE no está dispuesto a irse a las últimas medidas para investir a Pedro Sánchez. La ministra de Hacienda en funciones ha exigido a los partidos que se concentren en aclarar cuál será su posición en julio, mes en que Sánchez acudirá al Congreso a toda costa para ser investido. Los socialistas no están dispuesto a meter a nadie al baile, mientras en Podemos, mediante su portavoz en el Parlamento Irene Montero, reafirmaron su convicción de que entre ambos partidos formen sí o sí un gobierno de coalición.

La jefa de Hacienda explicó que es "indiscutible" que el Gobierno que prefieren los españoles es uno encabezado por su partido y que éste está dispuesto a sacarlo adelante sí o sí en su primer intento pese a que tienen todo en contra. Para la ministra, el PSOE ha sabido cómo alcanzar pactos con Unidas Podemos, siendo el más famoso el de los Presupuestos aunque éstos al final se quedaron estancados. Por ello, ha exigido que no se dude en cuanto a "quién y cuáles son las políticas prioritarias para el Gobierno".

La funcionaria ha llamado a los demás partidos para que hagan "una reflexión serena" sobre los últimos resultados electorales y ha recordado el PSOE no está pidiendo al PP y Ciudadanos que les voten, sino que se abstengan, ya que es "de justicia que se respete la voluntad popular". Para Montero, es necesario hacer "un esfuerzo de consenso, de diálogo y de entender la pluralidad de España" y llamó por "no perder ni un minuto" en empezar a trabajar para encarar y superar los retos que tiene el país.

En el partido todavía se cree que pese a todo la investidura es posible. Y para eso están dispuestos a llegar hasta sus límites, pues ni Sánchez ni los grandes dirigentes del Gobierno están dispuestos a ceder a las exigencias de Unidas Podemos, que mantiene que deben formar parte sí o sí del Gobierno. Lo más que puede ofrecer hoy por hoy el PSOE es permitir que algunos allegados a aquel partido se involucren en el Ejecutivo. El argumento es que no tiene sentido una coalición porque la suma de los diputados de ambos partidos no garantiza un triunfo en el Legislativo (123 rojos con 42 morados). También explicó que esa es la gran diferencia entre el Gobierno central y los autonómicos en que sí se han aliado para gobernar. Eso sí, explica El País, en el seno rojo saben que tarde o temprano tendrán que ceder a alguna de las exigencias de Pablo Iglesias, a quien de ninguna forma pondrán en ningún ministerio.

Mientras tanto, el partido oficial sostiene que su oferta a su socio preferente sería parlamentaria, de contenidos y de representación institucional, mas siempre fuera del Consejo de Ministros, la gran obsesión de Iglesias. "Vamos a una investidura, en agosto este país necesita tener un gobierno que empiece a trabajar desde el minuto cero para un nuevo estatuto de los trabajadores, revertir los recortes de Mariano Rajoy", expresó Adriana Lastra, tercera en el organigrama del partido. "La izquierda sabe entenderse. Nos gustaría que Iglesias o Unidas Podemos nos aclaren si van a volver a votar en contra de una investidura de un presidente de izquierdas y además haciéndolo de la mano del PP, de Ciudadanos y de Vox", explicó Lastra en referencia a la posición de Iglesias en 2016, cuando se negó a abstenerse para facilitar el ascenso de Sánchez.

Aquel paso en falso de Iglesias llevó a Mariano Rajoy a una nueva investidura meses después. Eso, a su vez, llevó al PSOE a la peor crissi de su historia, que terminó incluso en la renuncia de Sánchez a todos sus puestos y el partido pasó a manos de una Comisión Gestora. En Ferraz temen que esta vez Iglesias tampoco va a torcer su brazo y que también está dispuesto a explorar sus propios límites. @mundiario