El ministro de Salud de Venezuela asegura que no permitirá la entrada de ayuda humanitaria

Protesta por falta de medicinas en Venezuela. RR SS
Protesta por falta de medicinas en Venezuela. / RR SS

“Aquí nadie se arrodilla ante el imperio y mucho menos va a permitir que esta derecha imponga una supuesta ayuda”, dijo Luis López en un programa televisivo.

El ministro de Salud de Venezuela asegura que no permitirá la entrada de ayuda humanitaria

La apertura de un canal humanitario en Venezuela que permita aliviar la dramática crisis en la que se encuentra hundido el país caribeño, con el ingreso de alimentos y medicinas que escasean, ha sido, desde hace años, una de las peticiones centrales de la oposición al Gobierno. Los avances en materia han sido pocos. Y todo parece indicar que respecto al asunto, el régimen de Nicolás Maduro tiene una postura definitiva: no permitirá, bajo ninguna circunstancia, la entrada de ayuda humanitaria a la nación.

Así lo ha dejado claro este sábado el Ministro de Salud venezolano, Luis López, quien durante una entrevista en un canal afín al chavismo, ha reafirmado la negativa del Gobierno a aceptar el apoyo internacional, a pesar de ser este uno de los puntos en discusión en la mesa de diálogo entre Maduro y la oposición, celebrada desde este fin de semana en República Dominicana. "Aquí nadie se arrodilla ante el imperio y mucho menos va a permitir que esta derecha imponga una supuesta ayuda humanitaria cuando nuestro pueblo está siendo atendido por el presidente Nicolás Maduro", ha asegurado el representante.

Las declaraciones de López han tenido lugar luego de una jornada de entrega de medicinas en casi todo el país para, según reseñan medios estatales, "beneficiar a más de 40 mil pacientes con la entrega de al menos 104 mil fármacos". Sin embargo, las estimaciones de la Federación Médica de Venezuela apuntan que la crisis en el sector de salud es mucho más extrema. En concreto, el organismo ha revelado que la escasez de medicamentos en farmacias y hospitales es superior al 70%.

Mientras tanto, el oficialismo insiste en negar que la República Bolivariana esté atravesando una emergencia sanitaria como han advertido el sector opositor y la comunidad internacional, y ha elegido -una vez más- achacar las culpas del problema a los enemigos externos. “El Gobierno de Juan Manuel Santos prohibió que se vendieran esas medicinas [contra la malaria] a Venezuela”, afirmó el mes pasado Maduro en un acto público. Luego elevó el tono y dijo: “Bueno, está bien, no las compraremos en Colombia, Santos. Trágate tus medicinas, las estamos comprando en la India y van a llegar muy pronto a Venezuela. Trágate tus medicinas y tu droga y tu cocaína”.

Ante el ataque, el presidente colombiano no dudo en responder, y asegurar que el sucesor de Hugo Chávez estaba mintiéndole a su pueblo. “Esto es absolutamente falso. Todo lo contrario, le hemos ofrecido, desde hace mucho tiempo, apoyo humanitario en materia de comida y en materia de medicamentos, y el Gobierno venezolano se ha negado”, subrayó Santos.

“Parece no darse cuenta que los venezolanos están sufriendo por falta de alimentos y se están muriendo por enfermedades por falta de medicamentos. Permita, presidente Maduro, que la comunidad internacional ayude al pueblo venezolano en este momento de grave crisis, una crisis provocada por el régimen y no por Colombia ni por factores externos como tantas veces se ha insinuado”, remató el jefe de Estado colombiano. Y ahora las declaraciones del Ministro de Salud venezolano le dan la razón. @mundiario

El ministro de Salud de Venezuela asegura que no permitirá la entrada de ayuda humanitaria
Comentarios