La militarización en México se profundiza con la creación de la nueva Guardia Nacional

Legisladores en la Cámara de Diputados, México. / RRSS.
Legisladores en la Cámara de Diputados, México. / RRSS.

Con 362 votos a favor, el partido de López Obrador, Morena, logró la mayoría cualificada que requería para sacar adelante su proyecto de reforma, con la que pretende crear el nuevo y polémico cuerpo de seguridad.

La militarización en México se profundiza con la creación de la nueva Guardia Nacional

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó este miércoles por la noche (madrugada en España) la iniciativa para la creación de la nueva Guardia Nacional, el nuevo cuerpo de seguridad que impulsa el Gobierno de México, que parece encarrilada.

El partido de López Obrador, Morena, se apoyó del Partido Revolucionario Institucional (PRI) –partido que ha dominado la política mexicana durante los últimos 80 años– para, con 362 votos a favor, lograr la mayoría cualificada que necesitaban para sacar adelante la reforma constitucional.

El diputado y líder de Morena en la Cámara, Mario Delgado, defendió –una vez más– la creación de la Guardia Nacional, sosteniendo que "no tenemos tiempo ni oportunidad de fallar. No podemos seguir manteniendo ese doble discurso con nuestras Fuerzas Armadas. Por un lado, nos ponemos muy serios para reconocerlo; por otro, les negamos la posibilidad de que 40.000 puedan integrar la Guardia Nacional".

Ya desde mediados de noviembre, mes en el que López Obrador presentó el plan de seguridad de su Administración, la creación de este nuevo cuerpo de seguridad había sido objeto de polémica. Por entonces, el presidente mexicano avisaba que la Policía Federal, que, a su juicio, "no se ha consolidado", desaparecería progresivamente y que así sus más de 20.000 efectivos pasarían a formar parte de la nueva fuerza.

"Hay mucha descomposición en los cuerpos policiales", explicó López Obrador en aquel momento, consciente, por supuesto, de que sería una decisión protestada. La creación de la nueva Guardia Nacional ha sido cuestionada, sobre todo, por Seguridad sin Guerra, un grupo de organizaciones independientes de defensa de los derechos humanos, expertos en políticas de seguridad y droga.

Para este colectivo, que en los últimos meses se ha erigido como un claro contrapeso del Gobierno en lo que respecta a este tema, la aparición de esta nueva fuerza es una auténtica pesadilla pues consideran que supondría profundizar la militarización del país y, por si fuera poco, blindarla en la Constitución.

Pero la implicación de militares en las labores policiales tampoco es una novedad en México, ya que especialmente en la última década miles de militares se han dedicado a investigar, perseguir y detener a delincuentes, aunque los resultados no han sido los mejores. En México, cada vez muere más gente asesinada, por lo que la presencia de los militares no garantiza nada. De hecho, un estudio de La académica Laura Atuesta, del Centro de Estudios y Docencia Económica (CIDE), que recoge El País, dejó en evidencia que la violencia homicida aumentó en los municipios donde se habían registrado enfrentamientos entre militares y civiles.

La reforma, eso sí, aún debe ser aprobada este jueves por dos tercios del Senado –donde se espera que, de la misma manera, el PRI también la apoye– y por la mitad de los congresos de 32 estados que conforman el país, en su gran mayoría dominados por el partido de López Obrador, Morena. @mundiario

La militarización en México se profundiza con la creación de la nueva Guardia Nacional
Comentarios