Miles de polacos toman las calles en defensa de una Polonia europea

Manifestaciones en Polonia. Twitter @donaldtusk
Manifestaciones en Polonia. Twitter @donaldtusk

La oposición y la sociedad civil se movilizan en contra del fallo del Tribunal Constitucional (TC) que ha dejado al país al borde de la ruptura legal con la UE.

Miles de polacos toman las calles en defensa de una Polonia europea

Miles de polacos han tomado las calles este domingo en defensa de una Polonia europea. Los ciudadanos, convocados por la Plataforma Cívica que lidera el expresidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, se han movilizado en varias ciudades del país para protestar contra del fallo del Tribunal Constitucional (TC) que ha dejado al país al borde de la ruptura legal con la UE: un veredicto histórico que entierra la primacía del derecho comunitario sobre el derecho nacional de los Estados miembros.

Los asistentes han recorrido las calles de Varsovia, varias ciudades de todo el país y de algunas capitales europeas al grito de “Igualdad, democracia y libertad”, “Polonia está en la UE y estamos orgullosos” o “Esto es la Polonia real”.

“Estoy aquí porque me importa Polonia. Soy polaca y europea, y quiero seguir siéndolo”, ha declarado Karolina Skora, de 25 años, que trabaja en relaciones internacionales. “El principal mensaje, después de que el supuesto Tribunal Constitucional decidiese el jueves que la ley polaca está por encima de la europea, es que nosotros nos quedamos; ellos [el Gobierno] se pueden ir”, ha sentenciado, por su parte, el activista prodemocracia Lukasz Szopa.

Miedo al ‘Polexit'

El Comité de Defensa de la Democracia (KOD, en sus siglas en polaco), una organización que vio la luz en 2015 con el objetivo de defender la democracia frente a los embates del Gobierno, extendió la convocatoria de las manifestaciones a más de 100 ciudades, según ha explicado Szopa, vicepresidente de KOD. “Queremos demostrar que lo que el Gobierno dice y hace no es lo que la gente quiere. Queremos seguir en la Unión Europea y tenemos miedo de que el Polexit esté sucediendo realmente”.

Las alertas de Bruselas se han disparado esta semana. Este jueves, el máximo tribunal del país dictaminó que varias partes del Tratado de Adhesión del país a la UE son “inconstitucionales”, avalado así que “la UE no tiene competencia para evaluar a la Justicia polaca y su funcionamiento”.  La resolución da una coartada jurídica a Varsovia, que puede oponerse a aplicar leyes y disposiciones firmadas por las instituciones de los 27.

 

Sin embargo, las tensiones entre Polonia y la UE han estado latentes desde hace meses. En septiembre, la Comisión solicitó a la justicia europea que impusiera una multa a Varsovia para obligarla a acatar las medidas cautelares que la justicia europea le exigió en julio para frenar el funcionamiento de una sala disciplinaria del Tribunal Supremo, recuerda El País. Y hay más: Bruselas además inició un procedimiento para exigir al país del este de Europa que cumpla otra sentencia europea que declaró ilegal el régimen disciplinario de la magistratura polaca. “En ambos casos, el Gobierno polaco se expone a unas sanciones que podrían alcanzar cientos de millones de euros”, añade el diario español. 

Por todo esto, la Comisión Europea se ha decantado por imponer un cerco cada vez más estrecho a su socio rebelde. En el centro del pulso político: los multimillonarios fondos de recuperación europea. Junto a Hungría, Polonia es uno de los pocos países cuyo plan (que contempla fondos por 36.000 millones de euros entre subvenciones y préstamos) no ha recibido luz verde por parte de Bruselas. @mundiario 

Miles de polacos toman las calles en defensa de una Polonia europea
Comentarios