Miles de ciudadanos venezolanos siguen sin rendirse y muestran un masivo rechazo contra Maduro

Movilización en Venezuela contra Maduro el 26 de octubre de 2016. / Señal televisión
Movilización en Venezuela contra Maduro el 26 de octubre de 2016. / Señal televisión

Tras la suspensión del referéndum en Venzuela por parte del CNE, de que Capriles denunciara un golpe de Estado en Venezuela y la oposición votara abrir un juicio político contra Maduro, este miércoles miles de ciudadanos han salido a protestar contra su presidente.

Miles de ciudadanos venezolanos siguen sin rendirse y muestran un masivo rechazo contra Maduro

La oposición venezolana, desde políticos a ciudadanos de a pie, llevan muchos meses trabajando en el Parlamento y fuera de él para llevar a cabo un proceso revocatorio en el que los ciudadanos voten sobre si quieren que Nicolás Maduro siga siendo su presidente. Todo ello en el marco de una difícil situación social de escasez de alimentos, medicamente e insumos que provoca que, literalmente, haya ciudadanos que mueran de hambre o por enfermedades relativamente fáciles de tratar fuera de Venezuela.

Un país con grandes reservar petroleras al que se le presupone bonanza económica está viendo como los bajos precios del crudo afectan directamente a su economía. Apostar a un solo caballo, cuando de un país se habla, nunca fue una decisión acertada y cargar todo el peso económico de un país al petroleo ha provocado que Venezuela sea un país dependiente de las importaciones. Los venezolanos saben que la economía nacional depende del petróleo y que en la actualidad el 95% de los dólares que entran al país vienen de la exportación petrolera.

La oposición sabe también que aquí radica el problema del país y a su vez este problema está liderado por un hombre, Nicolás Maduro, que no parece haber encontrado en todos estos meses, podemos hablar incluso de años, una solución al declive de su país, un declive que no ha parado. De ahí la necesidad de activar el referéndum revocatorio que permite la Constitución de Venezuela (Artículo 72: Todos los cargos y magistraturas de elección popular son revocables. Transcurrida la mitad del período para el cual fue elegido el funcionario o funcionaria, un número no menor del veinte por ciento de los electores o electoras inscritos en la correspondiente circunscripción podrá solicitar la convocatoria de un referéndum para revocar su mandato).

Este fin de semana pasado hemos venido contando en MUNDIARIO como el Consejo Nacional Electoral (CNE) cancelaba el proceso del referendo. Los juzgados penales de los estados de Apure, Aragua, Bolívar, Carabobo y Monagas dictaron medidas cautelares para cancelar el proceso de la consulta popular, auspiciados por el argumento de un supuesto fraude en la primera etapa del mismo, sin aportar pruebas de ellos. Con esta medida, el Consejo Electoral le ha asegurado a Maduro permanecer en el cargo hasta que lleguen unas nuevas elecciones.

La respuestas de la oposición fue firme y vino de la boca de Henrique Capriles, candidato opositor a la presidencia: “A ustedes señores del Gobierno, le robaron el derecho a los venezolanos y eso nos obliga a nosotros a actuar. Llegó el momento de defender la Constitución. Convoco al pueblo a restituir el hilo constitucional que este Gobierno ha roto. No queremos que el país termine en un estallido social, pero qué hacemos si nos roban nuestro derecho para decidir el futuro de Venezuela”.

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, calificó al gobierno de Nicolás Maduro de "dictadura" y llamó a los países miembros a tomar medidas frente al régimen chavista. Un día después, desde la Asamblea Nacional, la oposición aprobaba un acuerdo que “declara la ruptura del orden constitucional en Venezuela y la existencia de un golpe de estado, cometido por el régimen de Nicolás Maduro en contra la de Constitución de la República Bolivariana y el pueblo”. Los parlamentarios anunciaron que como primera acción se impulsará un juicio político contra el mandatario ya que habría ordenado al CNE que retrasara el referendo que busca revocar su mandato.

Todos estos acontecimientos han derivado en la masiva manifestación del miércoles 26 de octubre, una más de las muchas que ya se han dado. Líderes opositores de Venezuela llamaron a manifestarse en contra de la decisión de suspender el referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro y los ciudadanos han respondido a una nueva “toma de Venezuela” con un masivo acto de rechazo contra Maduro y un alegato contra las calamidades económicas de la nación sudamericana.


Por su parte, Nicolás Maduro ha activado este miércoles el Consejo de Defensa de la Nación recogido en el artículo 323 de la Constitución, convocando así una reunión en la que aparte de él estaban convocados Tibisay Lucena, Presidenta del Consejo Nacional Electoral desde el 2006; Tarek William Saab, Defensor del Pueblo desde 2014, y desde el 2007 forma parte del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que lidera Nicolás Maduro; Gladys Gutiérrezpresidenta del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela desde el 2013 y miembro del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que lidera Nicolás Maduro desde el año 2008, todo ellos elegido por la Asamblea Nacional cuando ésta era de mayoría chavista,  y el opositor y actual presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, que no se presentó a esta reunión del Consejo y explicó sus razones.

Un Consejo de Defensa en donde 4 de sus 5 miembros pertenencen al aparato del Gobierno chavista y que persigue el diálogo Según el presidente Maduro que instó a Ramos Allup a "dar la cara y dialogar con los poderes del Estado, esta será la última oportunidad para que entre por el aro constitucional". 

¿Cómo dialogar con unos poderes del Estado que no son independientes del mismo? La oposición venezolana lucha contra un gigante arraigado en extremo a las bases de la estructura política-electoral-judicial-social y bajo este planteamiento se entiende que hagan uso de las masivas manifestaciones para restablecer el revocatorio, la única herramiento pacífica que ahora mismo tienen en su mano para impulsar un nuevo gobierno.

 

 

Miles de ciudadanos venezolanos siguen sin rendirse y muestran un masivo rechazo contra Maduro
Comentarios