Los migrantes a bordo del Aquarius empiezan a inquietarse

Migrantes a bordo del Aquarius. / RR SS
Migrantes a bordo del Aquarius. / RR SS.

Los voluntarios advierten que se están quedando sin comida y les preocupa la indecisión de los gobiernos de Italia y Malta que aún no envían ningún tipo de instrucción.

Los migrantes a bordo del Aquarius empiezan a inquietarse

El barco humanitario Aquarius ha pasado la noche en las aguas del Mediterráneo a la espera de recibir instrucciones de parte de los gobiernos de Italia y Malta para poder llevar a tierra a los 629 migrantes que fueron rescatados entre el sábado y domingo. Los trabajadores humanitarios de SOS Mediterranée y de Médicos Sin Fronteras advierten que los migrantes están empezando a impacientarse luego de haber pasado la noche en el mismo punto a 35 millas náuticas de Italia y a 27 de Malta.

El capitán del navío señaló que están a la espera de recibir órdenes del Centro de Coordinación Marítima de Roma, quien debe designar el puerto al cual puede desembarcar. Aloys Vimard, coordinador de Médicos Sin Fronteras que está a bordo del buque, señaló que “son personas frágiles y vulnerables que llevan 48 horas en el mar, empieza a ser una situación crítica”.

 

A bordo del barco hay personas de todas las edades esperando a recibir comida y atención médica. “Teníamos comida para dos días. Es preocupante porque esta noche ya no tendremos más”, aseguró Vimard. Los ayudantes abordo expresaron que muchos de los migrantes tenían heridas de bala, fiebre e incluso sarna, la ayuda médica es necesaria e inmediata para ellos. Entre los 629 migrantes hay siete embarazadas y 123 menores que están viajando solos.

El desembarco del Aquarius corre peligro por la llegada de Matteo Salvini, nuevo ministro del Interior y vicepresidente de Italia que pertenece a la xenófoba Liga, señaló que cerraría todos los puertos para evitar que los más de 600 migrantes desembarcaran; además hizo hincapié en que no permitiría que ningún barco protegido por las ONG desembarcaran en las costas italianas: “También el barco Sea Watch 3, de una ONG alemana y con bandera holandesa, se encuentra ante las costas libias, en espera de efectuar la enésima carga de inmigrantes, obviamente para llevar a Italia. Italia ha dejado de inclinarse y obedecer, ahora HAY QUIEN DICE NO. #cerremoslospuertos”. Sin embargo, los Ayuntamientos de Reggio Calabria, Messina, Nápoles y Palermos señalaron que estaban dispuestos a acoger a la nave.

 

Por ahora, los migrantes desconocen la crisis política que han causado aunque los rescatistas han asegurado que de no obtener respuestas en las próximas horas, les explicarían lo que ocurre.

“Llevamos esperando a que nos asignen un puerto seguro desde que acabó la operación de rescate y transferencia; nos ordenaron que fuéramos rumbo norte sin una indicación clara de un puerto y especialmente desde anoche, cuando nos pidieron que nos quedáramos en stand-by a la espera de instrucciones”, avisan las autoridades del barco. Los migrantes están constantemente expuestos al sol y al calor, sumado a las enfermedades que tienen, sus condiciones podrían empeorar progresivamente. @mundiario 

Los migrantes a bordo del Aquarius empiezan a inquietarse
Comentarios