Buscar

MUNDIARIO

Mientras la UE aboga por el camino electoral, Guaidó y Maduro no logran acordar un diálogo

El presidente interino está dispuesto a aceptar ciertas condiciones que ofrece la comunidad internacional, pero sigue sin confiar en el chavismo que tiene en su poder a varios poderes de Venezuela, entre los que figura el CNE, el ente encargado de organizar y llevar a cabo las elecciones de ese país.

Mientras la UE aboga por el camino electoral, Guaidó y Maduro no logran acordar un diálogo
Juan Guaidó y Nicolás Maduro. / RR SS.
Juan Guaidó y Nicolás Maduro. / RR SS.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

La crisis en Venezuela sigue su curso mientras los actores políticos nacionales e internacionales parecen querer llevar a cabo otro diálogo, palabra que no cae muy bien a los ciudadanos opositores al régimen chavista debido a que no es la primera vez que el Gobierno de Maduro blande esta carta, que suele sacar solo para ganar tiempo. Aunque vale acotar que a diferencia de otros casos, en esta ocasión la comunidad internacional está más involucrado y desde varias partes ofrecen salidas que tanto la oposición liderada por Juan Guaidó como el chavismo liderado por Nicolás Maduro están dispuestos a escuchar. El detalle está en que ambas partes siguen chocando en las premisas para que se de la negociación debido a que en otras ocasiones, el chavismo exigió y se cumplió, pero cuando fue el turno de los opositores de exigir, las negociaciones quedaron en nada.

Esta semana un grupo de contacto de la Unión Europea viajó a Caracas y se reunión con todos los actores involucrados y la conclusión fue que de ambas partes se tiene el interés de llegar a un acuerdo. La delegación de Bruselas no dio mayores detalles, pero puntualizó que el objetivo es lograr una “solución pacífica y democrática” a través de “una posible vía para un camino electoral negociado”.

“Hemos podido apreciar fundamentalmente una predisposición de todas las partes a participar en un diálogo que conduzca a esa solución a través de un acontecimiento electoral, pero también hemos apreciado que para que esa predisposición de principios se concrete todavía hay que seguir trabajando, hay que generar las condiciones para que esta predisposición de principios pueda materializarse”, dijo el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de Laiglesia, en declaraciones a la prensa en Caracas.

Sin embargo, de lado y lado no llegan a un acuerdo. Mientras Guaidó sigue destacando que en su agenda figura el “cese de la usurpación” de Nicolás Maduro para dar cabida al llamado electoral, Maduro y su cúpula se niegan a dejar el poder.

Tras unas reuniones llevadas a cabo en Noruega y las críticas que recibió el presidente interino por permitirlas, este procedió a asegurar en un acto que: “Nuestra agenda es muy clara, pública y notoria”, sentencia. “No nos van a confundir, ya basta de que nos vean la cara de tontos. Venezuela va a tener su democracia y libertad muy pronto”.  @mundiario