Buscar

MUNDIARIO

Alemania asume el liderazgo de la UE en plena incertidumbre por la pandemia

El canciller Angela Merkel, quien presidirá durante seis meses el bloque, tendrá el desafío de sobrellevar los estragos del coronavirus, así como las medidas para combatir el cambio climático y el incompleto Brexit. 
Alemania asume el liderazgo de la UE en plena incertidumbre por la pandemia
merkel
merkel

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

Europa entra a una nueva etapa a pesar de que aún se mantiene la pandemia del coronavirus. La canciller alemana Angela Merkel asumirá la presidencia de la Unión durante seis meses. En este corto plazo, la veterana política tendrá que concertar -entre los 27- las medidas necesarias para reflotar la situación económica que ha sido golpeada por la propagación de la Covid-19. Por si fuera poco, Merkel deberá culminar los últimos detalles de la nueva relación con el Reino Unido tras la aprobación del Brexit.

De hecho, la canciller alemana ya ha manifestado la importancia de su nuevo cargo en Bruselas en medio de una situación crítica que atraviesa Europa por la pandemia. “El reto más grande de la historia", ha dicho en su última presentación  ante el Bundestag, donde no ocultó su preocupación ante los reflejos nacionalistas que provocó inicialmente la crisis sanitaria y ante el avance de las fuerzas “radicales y autoritarias”. “Europa es vulnerable”, reconoció Merkel. 

“Nunca antes la cohesión y la solidaridad en Europa han sido tan importantes”, agregó. La canciller alemana apuesta, por eso, a un aliado importante en la región como Francia, con quien apunta impulsar un fondo de reconstrucción financiado con una emisión de deuda conjunta. “El mundo será diferente después de la pandemia. Por eso, resulta aún más importante invertir en el futuro ahora, en los grandes retos”, señaló Merkel el lunes, tras reunirse con el presidente francés, Emmanuel Macron. 

Berlín desea sacar de estas reuniones con París un nuevo soporte frente a crisis que golpeen otra vez la economía. Ahí radica reafirmar el multilateralismo y mayor autonomía en sectores estratégicos como la salud, cuyas carencias la pandemia ha dejado con los números en rojo. Sin embargo, en la tanda de negociaciones, Merkel ya enfrenta la resistencia de algunos socios, encabezados por Países Bajos, a crear un fondo de 750.000 millones de euros puede complicarse. Tiene hasta el 31 de julio para cumplir su objetivo.

Alemania se propone acometer la negociación del acuerdo comercial con Londres que debe regular la convivencia con el Reino Unido después del Brexit. El primer semestre se ha saldado casi sin avances, tanto por el parón de la pandemia como por la resistencia del Gobierno de Boris Johnson a avanzar. Berlín intentará acelerar el proceso. El 31 de diciembre es el plazo final. 

En el tramo final, la canciller Merkel planea abordar el futuro pacto migratorio, aun a sabiendas de que no podrá cerrarlo y deberá dejar el expediente a Portugal, que tomará el relevo el 1 de enero. El Gobierno alemán aspira, al menos, a dejar cerrado un calendario con los pasos a dar para llegar a una política común de migración y asilo que evite crisis como la de 2015, cuando la entrada de unos 1,1 millones de refugiados.

Como se ve, la veterana política tiene por delante varios desafíos en su segunda presidencia en la UE. Y es que ad portas de abandonar su cargo de canciller de Alemania, se juega su legado europeo. @mundiario

.