Los mensajes de la elección en Israel: el análisis del historiador israelí Ilan Pappe

Un soldado israelí vota en los comicios del pasado 17 de marzo en que se impuso el Partido Likud de Benjamin Netanyahu.
Un soldado israelí vota en los comicios del pasado 17 de marzo en que se impuso el Partido Likud de Benjamin Netanyahu.

Exponente de los nuevos historiadores israelíes, analiza la victoria del Likud de Netanyahu, las oscuras perspectivas del colonialismo sionista y la necesidad de medidas para salvar a Palestina.

Los mensajes de la elección en Israel: el análisis del historiador israelí Ilan Pappe

Exponente de los nuevos historiadores israelíes, analiza la victoria del Likud de Netanyahu, las oscuras perspectivas del colonialismo sionista y la necesidad de medidas para salvar a Palestina.

Ilan Pappe es un reputado historiador nacido en Haifa, Israel. Activista político, es tal vez el máximo exponente de los nuevos investigadores que comenzó una etapa revisionista de la historia israelí desde su creación en 1948, gracias a documentos británicos e israelíes desclasificados en la década del `80, que reflejan la expulsión y huída por el terrorismo sionista de cientos de miles de palestinos.

Pappe asegura que muchos judíos sintieron un gran alivio de que no fuera electa para el gobierno, una fuerza sionista liberal, ·porque hubiera permitido que la charada de la solución de los dos Estados hubiera subsistido un tiempo a costas del sufrimiento de los palestinos".

"Como siempre, el primer ministro Benjamin Nentanyahu mismo proveyó  la inevitable conclusión cuando declaró el fin de la solución de los dos Estados, invitándonos a todos al atrasado funeral de una idea enferma que le proveyó a Israel de inmunidad internacional para su proyecto colonialista en Palestina.

La referencia alude a la promesa que Benjamin Netanyahu hizo sobre el cierre de la campaña, sobre que su gobierno impedirá la creación de un Estado Palestino, que ante la reacción de la Casa Blanca buscó superficialmente retractar, sin éxito.

Pero, ¿qué sucedió para que triunfara Netanyahu cuando los expertos mediáticos y encuestadores anunciaban la segura victoria del campo sionista liberal, encabezado por Isaac Herzog y Tzipi Livni en la lista Unión Sionista?

El autor de La Limpieza Etnica de Palestina, explica que "un importante segmento de los votantes del Partido Likud de Netanyahu pertenecen a la segunda generación de judíos que llegaron (a Israel) desde países árabes y musulmanes" y que "se unieron a las comunidades de cólonos de la ocupada Cisjordania".

La clave es que esos colonos votaron en realidad por el Likud, más que por Netanyahu, restando apoyo a su propia fuerza política Hogar Judío, que proponía abiertamente la anexión de Cisjordania, para garantizar que sea el Likud quien tenga mayoría parlamentaria.

La victoria del Likud, pese a la protesta social en Israel sobre las crecientes dificultades económicas y el imprecedente desprestigio del Estado Judío en la comunidad internacional, indican claramente que no habrán cambios desde el interior de Israel en el futuro cercano, remarca.

¿Y por qué perdió el laborismo? Pappe señala que la principal razón es que siendo Israel una sociedad colonialista, una versión liberal de la misma no constituye una alternativa real, por algo muy simple:

La razón de ser de una sociedad colonialista es desplazar a los nativos y reemplazarlos por colonos. En el mejor de los casos los nativos serán confinados a enclaves cerrados, y en el peor, a ser expulsados o destruidos

Militante socialista y profesor de Ciencias Sociales y Estudios Internacionales de la Universidad de Exeter, Pappe apunta que la conclusión más clara y evidente para la comunidad internacional es clara: "Sólo la descolonización del Estado colonizante puede llevar a la reconciliación".

Para esto, Pappe destaca que la única solución viable es aplicar la misma presión que sufrió el régimen del Apartheid en Sudáfrica:

  • Boicot
  • Desinversinversiones
  • Sanciones

"La presión exterior y del movimiento de resistencia interno es el único modo de forzar a Israel a reformular su relación con todos los palestinos, inclusive los refugiados, en la base de valores democráticos e igualitarios".

Pappe señala que la aplicación del BDS es imprescindible para cambiar las condiciones, ya que si bien el proceso electoral contó con la participación de una Lista Conjunta, como representación de una parte de los palestinos autorizados para votar, "la representación palestina en el Knesset tiene los días contados".

No obstante, Pappe destaca que esa lista puede ser una forma conjunta de construcción entre islamistas y seculares de izquierda para actuar no sólo en Israel y en los territorios ocupados, sino también en una Europa cada vez más polarizada.

"El mayor impulso entre los palestinos no es la retribución sino la restitución. Ellos desean tener una vida normal, algo que el sionismo le negó a todos los palestinos desde el día en que su ideología arrivó a Palestina a fines del siglo XIX", afirma el historiador, que también afirma de la necesidad de un quid pro quo de aceptación de los judíos en Palestina como parte de una nueva construcción completamente democrática y descolonizada.

La comunidad internacional puede jugar un papel decisivo en algunas presunciones. La primera es que el Sionismo es colonialismo, y que el antisionismo no es antisemitismo sino anticolonialismo

Un alerta es la conclusión del análisis de Pappe:

"Debemos estar alerta de que la ventana para la oportunidad de salvar vidas inocentes en la Palestina histórica se está cerrando rápidamente, si el poder de Israel sigue su descontrolada repetición de masacres de los últimos años. Es urgente olvidar las viejas fórmulas para la paz que no han funcionado y empezar a buscar nuevas y viables alternativas".

Los mensajes de la elección en Israel: el análisis del historiador israelí Ilan Pappe
Comentarios