Buscar

MUNDIARIO

Meléndez: "El problema en Chile no es la extrema pobreza sino la excesiva riqueza"

El analista político Carlos Meléndez habla sobre la grave crisis social en Chile y las reformas de fondo que debe plantear el presidente Sebastián Piñera para acabar con las protestas. 
Meléndez: "El problema en Chile no es la extrema pobreza sino la excesiva riqueza"
Carlos Melendez se encuentra en Chile- RR SS
Carlos Melendez se encuentra en Chile- RR SS

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

La crisis social en Chile se agudiza a límites peligrosos. A pesar de los últimos intentos del presidente Sebastián Piñera para acabar con las masivas protestas en Santiago, la situación parece de nunca acabar. En medio de esta complicada coyuntura, conversamos con el politólogo peruano Carlos Meléndez (Lima,1978), quien brinda un análisis sobre los últimos hechos en el país sudamericano. 

- El presidente Sebastián Piñera renovó su gabinete de ministros hace unas semanas. Sin embargo, las protestas siguen. ¿Por qué sigue la convulsión social en Chile?

- La ola de protestas sigue por la equivocada reacción del Gobierno de Piñera. Ha improvisado un gabinete que no tiene un aire de renovación. Se le ha denominado como el Sub 50 porque mantienen la idea de centroderecha. Es un gesto insuficiente para un país que busca una agenda más humanista y social. Por ejemplo, una nueva Constitución. Las manifestaciones van a seguir pese al cambio de ministros. La situación de Chile es un cambio político y cultural. No solo para este país, sino para América Latina. Y eso no captan en La Moneda. 

- En las manifestaciones plantean la renuncia del presidente Piñera. ¿Esa salida es viable para acabar con la crisis?

- El sistema político de Chile es más institucionalista. Aquí no se sacan a ministros a punta de periodicazos. Por lo pronto, no se prevé un paso al costado del presidente, a pesar de que esté dentro de las demandas sociales. No me parece que sea el objetivo de las manifestaciones, sino una nueva Constitución. Y eso se hace mediante una Asamblea Constituyente. Eso, me parece, apuntan para que haya una salida constitucionalista para abordar las reformas de fondo. 

- ¿Qué reformas de fondo faltan plantearse?

- En materia laboral, salud y tributaria. No veo una demanda por el cambio del modelo económico, sino por una mejor distribución para acabar con la desigualdad. El problema no es la extrema pobreza en Chile, sino la excesiva riqueza. El presidente Piñera ha lanzado una serie de medidas como subir el salario mínimo. Sin embargo, no soluciona nada. Ese tipo de medidas son a corto plazo.

- ¿Hay grupos de izquierda detrás de las manifestaciones en Chile?

- No, hay grupos anarquistas. Estos han aparecido en la última década. Se les conoce como los bombazos, que atacan cuando hay convulsión social, por ejemplo, en las estaciones del Metro o de los carabineros. No tienen algún tinte socialista o bolivariano. Los carabineros no tienen pruebas para acusarlos por ello. Estos grupos anarquistas tienen como referencia  a los chalecos amarillos de Francia. 

 - Las Naciones Unidas y la OEA van a enviar delegaciones para constatar si existen violaciones a los derechos humanos en Chile. ¿Se está cometiendo excesos policiales en las protestas?

- La Naciones Unidas ha mostrado su preocupación por los temas por los derechos humanos. Y sí me parece importante que, por ejemplo, su comisionado especializado en este tema venga a Chile para constatar si se están registrando excesos y las faltas a la ciudadanía. Aquí también hay grupos que velan por los derechos de los ciudadanos por la experiencia que tuvieron durante la dictadura de Pinochet. @mundiario