Buscar

MUNDIARIO

El médico de la policía que alertó a tiempo del coronavirus terminó apartado del cargo

España encabeza ahora la lista de contagiados entre las fuerzas de orden público, sin que el ministro Fernando Grande-Marlaska haya explicado un caso que puede traerle complicaciones políticas cuando se investigue a fondo la situación del coronavirus en España.

El médico de la policía que alertó a tiempo del coronavirus terminó apartado del cargo
Nota informativa del 24 de enero de 2020. / Mundiario
Nota informativa del 24 de enero de 2020. / Mundiario

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

¿No se pudo prever lo que pasó con el coronavirus en España? Al menos en la policía sí y todo parece indicar que no se actuó a tiempo. Según revelaron a MUNDIARIO fuentes policiales, hubo mandos políticos que no siguieron las propuestas que recibieron. Un ejemplo: José Antonio Nieto González, médico, especialista de trabajo y técnico superior de riesgos laborales, era el responsable del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Policía Nacional. Este hombre, del que dicen que es un visionario y uno de los prevencionistas policiales más prestigiosos, vio lo que se venía encima poco después de las primeras alarmas en China.

Según ha sabido MUNDIARIO, el 21 de enero, este profesional avisó mediante una nota interna a sus superiores del alto riesgo que suponía el coronavirus para España y para los policías, y el 24 de enero envió un e-mail a todos los agentes –véase la captura que ilustra esta información– en el que hacía recomendaciones de higiene, explicaba los síntomas, cuáles eran las vías de contagio, y advertía de que el coronavirus podía llegar a España. Recomendaba a los agentes que intervinieran en el control de llegadas de vuelos procedentes de China el uso de guantes de nitrilo y de mascarillas FP2, y sugería que "se eviten aglomeraciones".

Pero todo esto salió en algunas televisiones y al Gobierno no le gustó. Había que "evitar crear alarma social", decían entonces. Pese a todo, este profesional fue fiel a sus compañeros, ignoró el malestar del Gobierno, mantuvo las recomendaciones y liberó 300.000 euros con los que adquirieron 14.000 mascarillas y 22.000 pares de guantes para los agentes en puestos de más riesgo. No iba nada desencaminado: el 31 de enero se observó en España el primer caso de infección por covid-19.

Fernando Grande-Marlaska. / MundiarioFernando Grande-Marlaska. / Mundiario

Más adelante, el 27 de febrero se celebró una reunión con el Ministerio de Sanidad. Allí estaban un miembro del equipo del doctor Fernando Simón y los responsables de prevención de la Policía y la Guardia Civil. Se manifestó que "al igual que los sanitarios, las fuerzas del orden son prioritarias" pero Sanidad emitió un informe calificando a Policía y Guardia Civil como como personal con baja probabilidad de exposición al coronavirus. Alguien se subió por las paredes. Se cuenta también que esos días hubo tensiones más de un político de segunda fila. Cuando se redactó un estricto protocolo de prevención para la Policía Nacional, antes de publicarlo, un sindicato policial próximo al PSOE se encargó de filtrarlo. El protocolo protegía a los agentes, pero podía crear alarma social.

El 14 de marzo, con la epidemia ya descontrolándose, este policía fue cesado por el departamento que dirige el ministro Fernando Grande-Marlaska. Justo tres meses antes de su jubilación, José Antonio Nieto González tuvo que dejar el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Dirección General de la Policía. La decisión, según todos los sindicatos, resultó "incomprensible". Ahora, su papel puede ser relevante para dar o no veracidad a la versión de portavoces socialistas que quieren establecer el relato de que nadie podía prever todo lo que pasó en España, país en el que hay que lamentar casi 5.000 muertos por coronavirus y que encabeza la lista de contagiados entre las fuerzas de orden público. De momento, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, solo reconoce “cierto retraso” en la compra de material sanitario. @mundiario