Buscar

MUNDIARIO

El ‘mea culpa’ que deben entonar las izquierdas peruanas

El 10 de abril del 2016 se realizará la elección presidencial en el Perú, lo cual nos genera reflexión sobre la anterior elección presidencial que permitió que Ollanta Humala sea el Presidente del Perú.

El ‘mea culpa’ que deben entonar las izquierdas peruanas
Interior del Congreso de Perú.
Interior del Congreso de Perú.

Firma

Renatto Bautista Rojas

Renatto Bautista Rojas

El autor, RENATTO BAUTISTA ROJAS, analista político y columnista de MUNDIARIO, entre otros medios, es licenciado en Ciencia Política por la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV). Es Maestro en Gestión de Políticas Públicas por la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV). Es autor de los libros Medios de comunicación y política en el siglo XXI. El poder tras bambalinas (2015) y A la luz de la sombra: De Bello Gallico (2018). @mundiario

Las izquierdas peruanas (no hay una, sino varias) apoyaron a través de su red mediática y política a Ollanta Humala tanto en la elección del 2006 como la del 2011 para que fuese elegido Presidente del Perú. Tenían todo el derecho de apoyar al candidato que ellos creían conveniente, debido a que no tenían un candidato presidencial venido de sus canteras. Humala no es un hombre de izquierda, es un militar que utilizó un discurso de izquierda para pasar a las segundas vueltas del 2006 y del 2011; es decir, venderse de izquierda fue su estrategia.

Las izquierdas peruanas se han presentado como la última reserva moral del Perú. Siempre se presentan como los “dignos” y los “adalides de la anticorrupción.” En base a estas características se jugaron todo por el todo para que Humala fuese elegido Presidente; sin duda, fue un soporte que le limpió bastante la cara al humalismo para la elección del 2011.

Pasados casi 5 años de la elección del 2011, esperamos que las izquierdas peruanas no sólo hagan un mea culpa sino que nos pidan perdón por poner como Presidente a un militar sin experiencia en la gestión pública y sobre todo por ser los coautores del peor gobierno del periodo democrático venido desde el 2001. La actual paralización económica peruana es obra del actual gobierno. Dirán que la crisis económica es mundial, pero un Presidente debe aplicar las medidas necesarias para la reactivación económica, no quedarse de brazos cruzados y sólo dedicarse a atacar con todo el odio a su principal adversario.

De los 15 años de democracia que vivimos, sin duda, en materia económica y de gestión pública el peor gobierno es el gobierno de Humala. Sus coautores políticos, es decir, las izquierdas peruanas deben responder por todos estos horres.

Qué fácil es para ellos salirse del gobierno humalista y mimetizarse en varias candidaturas presidenciales. No señores, el Perú democrático les exige un mea culpa.