Buscar

Las mayores potencias de América Latina rechazan las presidenciales de Maduro

14 países latinoamericanos han expresado su repudio a la contienda electoral convocada por el chavismo en Venezuela. Perú ha anunciado que el presidente Nicolás Maduro no será bienvenido en la Cumbre de las Américas.

Las mayores potencias de América Latina rechazan las presidenciales de Maduro
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / Infobae
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / Infobae

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

Periodista venezolana licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Sociedad. Twitter: @mundiario

Nicolás Maduro está cada vez más solo. Las mayores potencias de América Latina han expresado su rechazo al presidente de Venezuela debido a la convocatoria de elecciones impuestas por el chavismo para el próximo 22 de abril sin el respaldo de la oposición. Este martes los 14 países que integran el Grupo de Lima han elevado al unísono su repudio contra el venidero proceso electoral.

Tras el fracaso de la mesa de diálogo celebrada en República Dominicana entre representantes del gobierno y la oposición, los cancilleres de esta alianza –formada por México, Argentina, Colombia, Brasil, Canadá, Paraguay, Costa Rica y Panamá, entre otros- decidieron enviar una declaración conjunta en la que instan al sucesor de Hugo Chávez a presentar un nuevo calendario electoral, una opción que coincide con una de las exigencias de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Asimismo, los representantes latinoamericanos apoyaron la decisión de revocar la invitación de Maduro a la Cumbre de las Américas, que tendrá lugar en Lima del 13 al 14 de abril. En esa línea, la ministra peruana de Relaciones Exteriores, Cayetana Aljovín, anunció que la presencia de Maduro “ya no será bienvenida” en ese cónclave, apoyándose en un argumento ofrece un texto aprobado en 2001 en Quebec durante la tercera edición de la cumbre: “Cualquier alteración o ruptura inconstitucional del orden democrático en cualquier estado del hemisferio constituye un obstáculo insuperable para la participación del Gobierno de dicho Estado en la Cumbre de las Américas”.

 

La decisión ha sido tomada con el fin de amparar la idea de que los venezolanos están llamados a votar en unos comicios sin garantías, de la que ya se han hecho eco otras potencias como Estados Unidos. Los países miembros consideran que el diseño de la convocatoria “imposibilita la realización de elecciones presidenciales democráticas, transparentes y creíbles, con la participación de todos los actores políticos venezolanos, con observación y estándares internacionales, y reiteran que unas elecciones que no cumplan con esas condiciones carecerán de toda legitimidad y credibilidad”.

La declaración suscrita por los cancilleres recalca, además, “que no puede haber elecciones libres y justas con presos políticos, sin la plena participación de los partidos políticos y líderes detenidos o inhabilitados arbitrariamente, con una autoridad electoral bajo el control del Gobierno”, en referencia al Consejo Nacional Electoral (CNE)., de acuerdo al diario español El País.

 

La medida llega luego de que un grupo de venezolanos representantes de los partidos y movimientos de oposición entregara una carta a los cancilleres, en la que solicita cuatro medidas puntales, entre las que destaca principalmente el “poner en marcha un plan de emergencia de apertura de un canal humanitario, para proveer la ayuda humanitaria en comida y medicinas para el pueblo de Venezuela”.

“Es una situación que nos llena de tristeza porque [los venezolanos] llegan en las peores condiciones, con necesidad de medicamentos, de atención en salud, y de comida. [El Gobierno de] Venezuela tiene que pensar en su gente. Estamos listos para apoyar y colaborar para que tengamos un canal humanitario”, expresó la ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín.

La oposición se ha mostrado complacida con la decisión del grupo latinoamericano. “Estamos satisfechos de que han recogido uno de nuestros planteamientos, pero además porque Perú declara persona no bienvenida a Nicolás Maduro en la Cumbre de las Américas. Lo veníamos solicitando, porque era una sentencia moral que los ciudadanos podamos hacer frente al dictador Maduro: los crímenes de lesa humanidad deben ser sentenciados a través de tribunales competentes, pero los ciudadanos podemos establecer sentencias morales contra quienes tienen las manos manchadas de sangre”, explicó Paulina Facchín, en representación de la Unidad, a El País. @mundiario