Buscar

MUNDIARIO

May se juega su última carta para salvar el Brexit: retrasar la votación para evitar una derrota

El diario español El País adelanta que la primera ministra anunciará su decisión esta tarde en la Cámara de los Comunes.

May se juega su última carta para salvar el Brexit: retrasar la votación para evitar una derrota
Theresa May, primera ministra británica. / RR SS
Theresa May, primera ministra británica. / RR SS

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

Theresa May se juega su última carta para salvar el Brexit: retrasar la votación prevista para este martes para evitar una derrota. De acuerdo con varios medios británicos, en medio de la incertidumbre que rodea la salida de Reino Unido de la Unión Europea, la líder del Partido Conservador ha decidido hacer caso a las voces que apostaban por un fracaso seguro y está tarde anunciará su decisión en la Cámara de los Comunes.

La premier ministra habría convocado a su equipo más leal de miembros del Gobierno este lunes por la mañana para comunicarles la decisión, luego de un fin de semana cargado de presión, señala el diario español El País. 

El escenario estaba claro para la bancada de May: el acuerdo del Brexit alcanzado con la UE iba a tener una estrepitosa derrota en el Parlamento y acabaría arrastrando a la propia ministra. 

En esa línea, el rotativo español destaca que el nuevo plan de la premier y sus seguidores está centrado en una enmienda parlamentaria que ha sido presentada por Hillary Benn, hijo del legendario líder laborista Tony Benn, exministro en los Gobiernos de Tony Blair y Gordon Brown, actual portavoz de Exteriores del principal partido de la oposición y presidente del comité parlamentario del Brexit.

En resumen, la moción tacha como inaceptable el plan pactado con la UE, pero también cierra la puerta a la posibilidad de que Reino Unido pueda abandonar las instituciones europeas a las bravas, sin ningún tipo de acuerdo, destaca El País. Lo más importante del punto es, sin duda, que concede al Parlamento voz y voto en las posibles negociaciones futuras.

"Si descartamos de una vez por todas la posibilidad de abandonar la UE sin acuerdo haremos algo importante para el futuro de este país, porque de otro modo solo vamos a prolongar la incertidumbre. Y no creo que haya una mayoría en la Cámara de los Comunes a favor de retirarnos con un Brexit duro", ha dicho Benn a SKY News.

El panorama continúa siendo realmente confuso. Es cierto que la opción de Benn permite a May evitar que su propia moción sea votada y enterrar así la posibilidad de cosechar una derrota estrepitosa pero, mientras tanto, el divorcio sigue estando en el aire.

Los expertos señalan que May puede acudir a Bruselas el próximo jueves con un mandato preciso del Parlamento para exigir cambios en el acuerdo, aunque los representantes del bloque comunitario han dejado claro que cambiar lo firmado no es una opción. @mundiario