May se esfuerza por transmitir optimismo sobre el Brexit

Theresa May, primera ministra de Reino Unido. / RR SS
Theresa May, primera ministra de Reino Unido. / RR SS

La primera ministra británica asegura que Reino Unido será “próspero y brillante” tras la separación de la Unión Europea.

May se esfuerza por transmitir optimismo sobre el Brexit

Reino Unido será “próspero y brillante” tras la separación de la Unión Europea. O al menos eso es lo que quiere transmitir Theresa May. La primera ministra británica ha emprendido una intensa gira por los cuatro territorios autonómicos que conforman Reino Unido para trasladar su optimismo sobre el divorcio justo cuando comienza la cuenta atrás para la fecha oficial. 

La líder de los tories sabe que la transición no será nada sencilla y por eso ha decidido apostar a un discurso con la unidad como centro para invitar al pueblo británico a que conserve la calma. En esa línea, la número uno del Partido Conservado ha dejado claro que la salida de la UE se traducirá “en un país diferente” que “recuperará el control de nuestras leyes, de nuestras fronteras y de nuestro dinero”.

May se ha esforzado por presentar la visión de “un futuro económico próspero y brillante” para Reino Unido tras el divorcio del bloque comunitario. Una perspectiva totalmente diferente a la expuesta por uno de sus antecesores en Downing Street, el laborista Tony Blair, quien ha iniciado su propia cruzada para proclamar que el desengarce británico de Europa no es inevitable. “Todavía no es demasiado tarde para frenar el Brexit, y veo más posible hacerlo ahora que hace unos meses”, ha subrayado el exprimer ministro. “Independientemente de que votaran Brexit o Remain (permanecer en la UE)”, añadió. 

Theresa May, primera ministra de Reino Unido. / TN.com

Theresa May, primera ministra de Reino Unido. / TN.com

El impacto del Brexit en la nación británica ha sido un asunto que ha despertado pasiones dentro del partido de la propia May y en la sociedad en pleno. De acuerdo a los expertos, Reino Unido continuará pagando la factura por el divorcio hasta 2064, aunque la realidad es que la repercusión total de la separación entre Londres y la Unión Europea no se conocerá nunca de forma exacta.

El panorama -especialmente el económico- no es nada alentador. Un análisis presentado por la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR, por sus siglas en inglés) sostiene que es probable que el crecimiento del comercio se desacelere y la inversión empresarial siga frenándose -como ya ha empezado a ocurrir-, según señala la agencia Bloomberg. 

Pero ahí no queda todo. Las proyecciones de la OBR apuntan que Reino Unido adoptará un régimen de migración más estricto después del Brexit, al tiempo que advierten que la nación no logrará cumplir con su objetivo de reducir la inmigración para la ruta deseada: “decenas de miles" de personas por año. En el otro extremo, Theresa May prefiere seguir siendo optimista. @mundiario

May se esfuerza por transmitir optimismo sobre el Brexit
Comentarios