Buscar

MUNDIARIO

Tras la masacre en dos mezquitas, Nueva Zelanda endurecerá el acceso a las armas

"Ahora mismo os digo que nuestras leyes de armas van a cambiar", anunció la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardem, a un país que todavía está sumido en la conmoción. Está previsto que tras la reunión del lunes del gabinete de Gobierno, se anuncie la prohibición de armas automáticas.

Tras la masacre en dos mezquitas, Nueva Zelanda endurecerá el acceso a las armas
Jacinda Ardern, primera ministro de Nueva Zelanda. / RR SS.
Jacinda Ardern, primera ministro de Nueva Zelanda. / RR SS.

Firma

Andrés Piedrafita

Andrés Piedrafita

El autor, ANDRÉS PIEDRAFITA, colabora en varias secciones de MUNDIARIO, donde fue coordinador general entre febrero y abril de 2019. @mundiario

"Es obvio que la gente quiera cambios y estoy comprometido a eso", declaró la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardem, la mañana posterior del atentado en dos mezquitas que acabó con la vida de 49 personas, una elevada cifra de víctimas mortales que ha puesto el foco en la letalidad de las armas semiautomáticas que utilizó el autor –Brenton Tarrantun australiano de extrema derecha– de la masacre de Christchurch.

Nueva Zelanda endurecerá el acceso a las armas

 

"Cuando la gente sepa que este individuo adquirió una licencia de armas y compró armas de ese calibre es obvio que pedirán un cambio. Ahora mismo os digo que nuestras leyes de armas van a cambiar", anunció Ardem a un país que todavía está sumido en la conmoción.

Con motivo de este anuncio, está previsto que tras la reunión del lunes del gabinete de Gobierno, se anuncie la prohibición de armas automáticas, así como también medidas para dificultar que los usuarios hagan de sus armas legales, rifles de asalta de estilo militar. Y es que según explicó la jefa de Gobierno este viernes, las armas utilizadas por el atacante "parecían haber sido modificadas".

El comisionado de policía, Mike Bush, afirmó, por su parte, que dichas armas pueden adquirirse con la licencia de categoría A, que es, según indicó, la más básica y no exige el registro de armas. Esta es precisamente la licencia que aparentemente posee Tarrant desde 2017. Así fue como la legalidad vigente permitió que el atacante se equipara con un arsenal de rifles semiautomáticos y escopetas.

Además de endurecer la normativa sobre armamento –actualmente, basta con ser mayor de 16 años y haber superado un cursillo de seguridad para poder pedir un permiso de porte de armas–, Ardern señaló que el Gobierno neozelandés también reforzará el control de "extremistas", ya que el nombre de Tarrant –supremacista y xenófobo, acusado de ser el cerebro del atentado– nunca apareció en las listas de radicales que manejan las fuerzas de seguridad del país oceánico. @mundiario