Marine Le Pen asegura que Francia votó a favor de que todo siguiera igual

Marine Le Pen, líder del Frente Nacional. / Twitter
Marine Le Pen, líder del Frente Nacional. / Twitter

La líder del Frente Nacional anunció entre otras cosas que prepara una renovación profunda en el seno de su partido tras la derrota electoral de este domingo.

Marine Le Pen asegura que Francia votó a favor de que todo siguiera igual

Marine Le Pen ha comparecido tras haber perdido las elecciones en Francia. La candidata y líder del xenófobo Frente Nacional ha criticado que los franceses votaron prácticamente a favor de que todo siga como hasta ahora por haber encumbrado a la presidencia al centrista y liberal Emmanuel Macron. La distancia entre ambos fue de algo más de 31 puntos, según los primeros sondeos de la noche.

Le Pen ha dicho que ya se comunicó con Macron para felicitarle y le ha expresado sus más sinceros deseos de éxito. También dio las gracias a sus votantes, a quienes aseguró que, pese al revés en las urnas, el resultado ha sido "histórico y masivo", y que sus chicos en el Parlamento será "la primera fuerza de oposición al presidente".

Pese a la satisfacción que le ha conferido esta jornada histórica para los suyos, Le Pen ha anunciado que preparará una "profunda renovación" en su partido a fin de crear una "nueva fuerza política".

La exaspirante al Elíseo ha dicho que los datos recogidos por los suyos en abril -23 de abril, día de la primera vuelta del ciclo electoral- fueron "históricos" pues lograron dejar fuera de la competencia al Partido Socialista y a Los Republicanos, los dos partidos tradicionales del país. Para la segunda vuelta, explicó, el pleito fue entre "patriotas y mundialistas". Posteriormente, se puso a sí misma en la posición de máxima líder de las tropas que defenderán a Francia.

Le Pen fue una figura importante en el triunfo de Macron. Ya hace 15 años su padre había protagonizado la primera gran batalla del mismo partido tras avanzar a una segunda vuelta en la que terminaría perdiendo contra el conservador Jacques Chirac. Aquella derrota fue abrumadora, por más del 60%, y se mantiene hasta hoy como la más amplia jamás vista. Para este año, la coyuntura política ha sido totalmente distinta, aunque el resultado fue el mismo.

Esta vez no hubo piña generalizada de las principales fuerzas políticas del país en beneficio del rival del Frente Nacional. El miedo por la inmigración y el terrorismo dieron oxígeno al discurso xenófobo de la eurodiputada. La distancia entre ambos, a falta de la confirmación oficial, es de algo más del 31%, lo que quiere decir que el miedo y rechazo a la figura de Le Pen ha menguado. Es más, los niveles de abstención también marcaron cifras récord, lo que quiere decir que la política en el país ha colmado a los franceses al punto de que prefirieron quedarse en sus casas antes de evitar el ascenso al poder de la ultraderecha.

Marine Le Pen asegura que Francia votó a favor de que todo siguiera igual
Comentarios