Buscar

MUNDIARIO

María Fernanda Espinosa, una mujer para liderar la OEA del siglo XXI

El 20 de marzo en Washington la Organizacion de Estados Americanos decidirá la persona que la liderará  en el período 2020-2025. La ex ministra ecuatoriana Marí Fernanda Espinosa ha presentado su candidatura a la Secretaria General.
María Fernanda Espinosa, una mujer para liderar la OEA del siglo XXI
María Fernanda Espinosa.
María Fernanda Espinosa.

Firma

David Balsa

David Balsa

El autor, DAVID BALSA, es colaborador de MUNDIARIO. Es presidente de la Conferencia Eurocentroamericana. @mundiario

El 20 de marzo se reúne en Washington la Organización de Estados Americanos (OEA) para designar a su nuevo secretario general para el periodo 2020-2025. La ecuatoriana María Fernanda Espinosa ha sido postulada a la Secretaria General por Antigua y Barbuda así como por San Vicente y las Granadinas. Estos dos estados insulares, con el respaldo de la mayor parte de los países integrantes de la Comunidad del Caribe CARICOM han manifestado su apuesta por la ex ministra de Relaciones Exteriores (2007) y de Defensa (2012-2014 ) de Ecuador en el convencimiento de que es hora de que una mujer lidere la OEA y recupere su papel como mediador  y facilitador de soluciones diplomáticas, excluyendo el uso o la amenaza del uso de la fuerza, a las múltiples crisis abiertas en distintos países del hemisferio.

Países como México o Argentina están impulsando la candidatura de la ex ministra ecuatoriana que ha ostentado también, en su amplia carrera diplomática, la Presidencia de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Un amplio bloque de países esta apostando por una opción moderada y centrada que dé paso a una nueva etapa en la Organización de Estados Americanos en la que se establezca una agenda regional mas amplia y diversificada. Cuestiones tales como las migraciones, donde las actuales políticas restrictivas al respecto de los Estados Unidos han generado profundo malestar en varios países de Suramérica y Centroamérica, la atención al Cambio Climático con los devastadores efectos en el medio ambiente y las economías latinoamericanas o la protección de los derechos de las mujeres han sido temas que ocupan un lugar muy destacado de la agenda de concertación que la ecuatoriana Maria Fernanda Espinosa pretende impulsar en el próximo quinquenio.Igualmente no se puede soslayar las protestas ciudadanas en diversos países de la región y las diversas crisis institucionales en democracias consolidadas. En este sentido la respuesta de la ex canciller ecuatoriana apuesta por promover salidas concertadas a través del dialogo inclusivo con la sociedad civil y siguiendo los protocolos habituales del accionar de la Organización de Estados Americanos.

Esta elección, a diferencia de 2015 cuando el ex ministro de asuntos exteriores uruguayo Luis Almagro recibió un amplio apoyo, se presenta muy abierta y con dos modelos muy diferenciados de entender la acción y mandato de la OEA en un momento de profundos cambios sociales y políticos en Latinoamérica. Luis Almagro fue electo como candidato de la República del Uruguay y militante del Frente Amplio, la coalición progresista que gobierno en Montevideo los últimos quince años hasta la reciente victoria electoral de los conservadores. En esta ocasión el ex ministro Almagro no se presenta por Uruguay - el anterior gobierno de su país y el Frente Amplio critico duramente su gestión en el ultimo periodo de mandato - y la elección será muy ajustada. Los dos bloques se encuentran muy equilibrados en votos, uno por estado, a pesar de la importante campaña diplomática desplegada por Estados Unidos en apoyo del ex ministro uruguayo. España, estado observador de la OEA, no tiene voto el 20 de marzo pero sí una gran influencia sobre muchos de los países de la región dados los lazos económicos, culturales e institucionales. Madrid no se ha posicionado públicamente todavía en esta contienda entre los dos modelos de la OEA pero es un dato a tener en cuenta los roces y tensiones recurrentes entre el ministerio de asuntos exteriores español y el actual Secretario General en los últimos meses. Es muy probable dado lo ajustado de la votación así como la activa y renovada presencia de la diplomacia española en la región, que en la elección del nuevo Secretario o Secretaria General de la OEA, la posición final que se adopte en Madrid sea clave en el futuro liderazgo de la Organización de Estados Americanos. @mundiario