¿Se manipulan las palabras de Guterres sobre el conflicto catalán?

020721-sanchez_guterres3 (640x480)
El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. / Twitter @sanchezcastejon
El secretario general de la ONU expresó su respeto a las decisiones soberanas de los Estados y a favor del diálogo en general.
¿Se manipulan las palabras de Guterres sobre el conflicto catalán?

Pese a que, como no podía ser de otro modo, el secretario general de las Naciones Unidas, Antònio Guterres, ha resaltado que no es su competencia opinar sobre asuntos internos, propios de la soberanía de cada estado, los medios que apoyan la concesión de los indultos a los sediciosos del “procès” y a la disposición del presidente Pedro Sánchez a hipotéticas nuevas cesiones a los soberanistas, pese a la reiterada postura de éstos en mantener sus objetivos, sin descartar del todo repetir las conductas pasadas, han destacado que sus palabras sobre el diálogo son un apoyo expreso a la política del Gobierno sobre este asunto.

Lo que realmente dijo Guterres, durante su estancia en la Moncloa, cuando le preguntaron su opinión sobre los indultos fue: “No es propio del secretario general de Naciones Unidas comentar las cuestiones de política interna de los Estados miembros y también de España”. El secretario general nunca se ha permitido, que se sepa, meterse en otro territorio que el que corresponde a su cargo, pese a la variedad de situaciones que se dan dentro de los países que forman la ONU. Pero en este caso, se ha arrimado el ascua a la sardina de Pedro Sánchez, entendiendo que su apoyo al diálogo como instrumento para resolver los conflictos, que está en el frontispicio general de las Naciones Unidas, desde que existen, era un respaldo expreso al morador de la Moncloa.

Guterres ha dicho una obviedad: “Para mi hay un principio global esencial. Es el principio de que todos los problemas tienen que solucionarse políticamente, y que el diálogo es el instrumento esencial para solucionar los problemas de nuestro tiempo”. Pero nunca se refirió expresamente al caso de Cataluña. De todos modos, frente a quienes lo afirman, cabe añadir que cabría  preguntarle si es partidario de que se aplique la Ley a quien la vulnera o se defienda la Constitución frente a quienes se alcen contra ella. ¿Qué hace Portugal con los que infringen sus leyes, las aplica o dialoga con los infractores?

Sin embargo, el diario del Condé de Godó, La Vanguardia, en el tono habitual que viene manteniendo de apoyo a los planes de Sánchez para Cataluña, pese a la insistencia de Aragonès y los demás en su conocida hoja de ruta, magnifica la prudente respuesta del portugués y, pese a que en ningún momento aludió al caso de los sediciosos indultados, da por hecho que sus genéricas palabras iban más allá de lo que realmente dijo o quiso decir. Y pese a ello, se dice que el secretario general de la ONU se alineaba con la propuesta de Sánchez para resolver el conflicto, es decir, con una postura de un político concreto, cuando acaba de decir que no es su papel meterse en los asuntos internos de una nación soberana, a la que por tanto debe el mismo respeto a todas las opiniones y sensibilidades de sus ciudadanos expresadas en sus parlamentos, que representan al conjunto de los ciudadanos y no sólo a los que apoyan al partido del Gobierno.

No se entiende tampoco que, si el señor Guterres dijo que no era su papel meterse a juzgar asuntos internos de los países, Sánchez aprovechara su presencia para comentar ante él un asunto al que la ONU es ajena, cuando justamente los independentistas han intentado buscar respaldos internacionales como si Cataluña fuera una nación oprimida que debe ser “descolonizada” a través del ejercicio del derecho de autodeterminación. @mundiario

¿Se manipulan las palabras de Guterres sobre el conflicto catalán?
Comentarios