La crisis de los inmigrantes y de Afganistán golpean a Kamala Harris

Kamala Harris, vicepresidenta de EE UU y congresista. / RR SS.
Kamala Harris, vicepresidenta de EE UU y congresista. RR SS.
Ambos temas le pasan factura a la popularidad de la vicepresidenta que tiene la peor evaluación en décadas en los Estados Unidos. 
La crisis de los inmigrantes y de Afganistán golpean a Kamala Harris

Cuando el demócrata Joe Biden logró la presidencia de Estados Unidos en noviembre pasado, también había mucha expectativa en lo que podía aportar la exfiscal Kamala Harris, su vicepresidenta e integrante del Senado, en la Casa Blanca. Meses después, enfrenta una gran percepción de impopularidad -reflejado en las encuestas de opinión- debido a que no ha logrado conseguir resultados de los encargos que se le han asignado como número dos de la Administración. 

En junio comenzó la debacle para Harris. El presidente le indicó que gestionará la crisis en la frontera con México. Antes de volar, en una entrevista a la NBC, la también senadora señaló que había estado en ese lugar, pero un periodista desmintió su versión. "Tampoco he estado en Europa", agregó como respuesta Harris que, lejos de escapar de esa polémica, avisó a los inmigrantes desde Guatemala que no vayan a Washington. 

Esto se reflejó en recientes sondeos conservadores donde aparece con la peor nota para un vicepresidente en los últimos 50 años y en las progresistas, en los últimos 30 -siempre comparando los primeros siete meses en el cargo-. La plataforma especializada YouGov America revela que la desaprobación roza el 50% y la aprobación llega al 43,5%. Números que, sin duda, ponen en peligro las posibilidades de Harris para ser la carta demócrata en el 2024.

Un desglose de Los Angeles Times revela que el mayor rechazo a la gestión de Harris proviene de hombres (56%, frente a 44% en mujeres) y blancos, también 56%, mientras que la comunidad negra es la que más la apoya, con un 65%. La caída de popularidad se corresponde a los estudios citados por el Times que señalan que Harris, al igual que otras mujeres políticas que aumentan su influencia, se ha convertido cada vez más en un blanco de acoso por internet. 


Quizá también te interese:

Biden designa a Kamala Harris para controlar la crisis migratoria

EE UU solicita apoyo a Guatemala para frenar la migración en Centroamérica


Según The Hill, Harris no ha realizado ninguna conferencia de prensa formal en solitario. Solo existe un registro de una rueda con los periodistas por 20 minutos durante su visita a Vietnam. En concreto, la vicepresidenta ha optado por un bajo perfil que se ha hecho más evidente durante la última crisis política que involucró a Estados Unidos como lo es la captura de los talibanes en Afganistán.

De hecho, el conflicto agarró a Harris cuando realizaba una gira por el sudesteasiático. En una comparecencia con el embajador de Singapur, el 24 de agosto, defendió la decisión de Biden de poner fin a la guerra, destacó la operación de evacuación y agradeció la colaboración de los aliados. No habló más. La vicepresidenta no se ha vuelto a pronunciar sobre el tema, salvo algunos mensajes en redes sociales en apoyo a las decisiones de Biden frente a la crisis de Afganistán. 

En redes sociales hay cientos de miles de mensajes con “ataques sexistas, violentos y misóginos contra ella”, informa el periódico local. Los medios más pequeños, citando fuentes anónimas, han aumentado los artículos sobre el malestar que existe dentro de su equipo de trabajo. 

Las feministas aún esperan conocer su posición sobre la situación de las mujeres afganas que ahora viven bajo el control talibán y sus críticos le achacan la falta de credenciales en política exterior.

Finalmente, los vicepresidentes norteamericanos son peor evaluados que los mandatarios debido a que sus tareas suelen despertar menor interés. Hasta hace unas semanas, este era el caso en la Administración Biden-Harris, pero la mala gestión de la salida de Afganistán ha castigado al presidente que ahora también lastra una desaprobación superior al 49%. Complicado panorama para los próximos meses. @mundiario

La crisis de los inmigrantes y de Afganistán golpean a Kamala Harris
Comentarios