Buscar

MUNDIARIO

La crisis lleva a España a retomar el consenso político ante la emergencia socioeconómica

Esta medida se posiciona como la principal estrategia del Ejecutivo nacional para evitar que millones de personas pierdan sus trabajos definitivamente.
La crisis lleva a España a retomar el consenso político ante la emergencia socioeconómica
El el hemiciclo de sesiones del Congreso de los Diputados de España - La Sexta.
El el hemiciclo de sesiones del Congreso de los Diputados de España - La Sexta.

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista venezolano especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina. @mundiario

Tuvo que llegar una peligrosa y voraz pandemia para que los actores del convulso sistema político español se pusieran de acuerdo en pro del beneficio de la población. Pero bien reza el dicho que “más vale tarde que nunca”, y aunque para el Gobierno no sea tan tarde, para los ciudadanos ese consenso ha llegado con una demora que se costó miles de vidas, más de un millón de empleos y, lo que no se puede cuantificar, un estado descomunal de incertidumbre socioeconómica en los hogares españoles. 

Aún así, este viernes, el Gobierno español, presidido por el socialista Pedro Sánchez, y el conservador Partido Popular, el principal partido de la oposición, han optado por retomar la senda de la negociación y los acuerdos políticos a fin de asegurar una gobernabilidad que realmente haga fluir las decisiones clave en el futuro inmediato del país; las ayudas económicas, los subsidios, los empleos, los presupuestos, la inversión en el sistema sanitario y la reestabilización de las empresas.


Quizás también te interese:

Se multiplican los brotes en España tras el relajamiento


Esta semana de agitadas tensiones políticas ha sido marcada por un hito muy positivo, y es que el Gobierno ha aprobado hoy el acuerdo cerrado con los agentes sociales, empresarios y sindicatos para prorrogar la aplicación de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el 30 de septiembre a causa de la emergencia provocada por la pandemia de la Covid-19. 

Esta medida se posiciona como la principal estrategia del Ejecutivo nacional para evitar que millones de personas pierdan sus trabajos definitivamente. Se trata del elemento que finalmente ha logrado sentar en una mesa de negociación con un acuerdo viable a todas las fuerzas políticas del Congreso, lo que denota un importante avance en la democracia española en medio de una coyuntura que ha cambiado radicalmente el sistema de vida política, social y económica de España, y que promete no volver a ser igual tras la actual crisis. 

No obstante, este ciclo de aparente estabilidad política es institucional en el país no implica que alguna fuerza vaya a ganar rédito por plegarse del lado del Estado del bienestar, pues los problemas de fondo y las distorsiones estructurales del sistema español, que ya existían antes de la pandemia, siguen pasando factura a la cuestionada administración de la izquierda entre el PSOE y Podemos, con Pedro Sánchez a la cabeza y un leve repunte en la percepción social hacia el Partido Popular, el acérrimo rival del neosocialismo español. @mundiario