Buscar

MUNDIARIO

Maduro usa la fuerza para impedir la reelección de Juan Guaidó y colocar a un títere

Un diputado opositor disidente se juramentó como nuevo presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela con el apoyo del chavismo. Diputados opositores denunciaron el "golpe de Estado parlamentario" ya que la mayoría de los diputados no pudieron ingresar al hemiciclo.

Maduro usa la fuerza para impedir la reelección de Juan Guaidó y colocar a un títere
Fuerzas armadas del régimen de Maduro dificultan la constitución de la Asamblea Nacional. / @jguaido
Fuerzas armadas del régimen de Maduro dificultan la constitución de la Asamblea Nacional. / @jguaido

Redacción

Análisis de @mundiario

Luis Parra, un diputado opositor disidente, se juramentó como nuevo presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela con el apoyo del chavismo. Parra se proclamó jefe del Parlamento, mientras Juan Guaidó se encontraba fuera del hemiciclo denunciando que se le impedía el acceso a los dirigentes opositores para evitar su reelección.

"Por si hay dudas de que Venezuela está en dictadura: funcionarios militares tratan de impedir que los diputados cumplan con su deber de defender a los venezolanos, al pueblo al que ellos también juraron proteger. Contra esto estamos luchando y lo vamos a vencer juntos", escribió Juan Guaidó en su cuenta de Twitter. En resumidas cuentas, el régimen del presidente Nicolás Maduro usó la fuerza para impedir la reelección de Guaidó y colocar a un títere en su lugar.

Diputados opositores denunciaron el "golpe de Estado parlamentario" ya que la mayoría de los diputados no pudieron ingresar al hemiciclo, mientras un pequeño grupo realizaba una votación sin verificar el quórum ni realizar los procedimientos de ley. Luis Parra, acusado de corrupción, llegó a la presidencia de la Asamblea Nacional con el apoyo del chavismo y de una forma rocambolesca, cuando el propio Juan Guaidó y diputados opositores se encontraban fuera del hemiciclo. "Golpe al parlamento. Sin votos ni quórum diputados del PSUV intentan juramentar falsa directiva", denunció el equipo de Guaidó. Sin la verificación del quórum y la confirmación de votos, Luis Parra se juramentó hablando con un megáfono por fallos en el audio del salón de plenos del Parlamento de Venezuela.

Parra pertenecía a Primero Justicia y, según El País, fue separado junto a otro grupo de diputados en noviembre cuando una investigación periodística reveló que estarían haciendo lobby internacional para favorecer a empresarios vinculados a Nicolás Maduro, como Carlos Liscano, socio de Alex Saab, quien provee los alimentos para el programa de comida subsidiada Clap y que fue sancionado por EE UU y es investigado en varios países.

"Hoy, quien ayude a impedir la instalación legítima del Parlamento venezolano se convierte en cómplice de la dictadura y cómplice de quienes están oprimiendo al pueblo de Venezuela. ¡Quedarán expuestos ante sus familiares, el país y el mundo!", escribió Juan Guaidó en Twitter.

Las reacciones de rechazo ante los hechos ocurridos en Venezuela este domingo tras la juramentación de Luis Parra como presidente de la Asamblea Nacional, se hicieron sentir en varias partes del mundo. Organismos internacionales y figuras políticas consideraron un atropello y "un golpe" lo ocurrido en Caracas. @mundiario