Buscar

MUNDIARIO

Maduro intenta recuperar popularidad con una vieja estrategia: cambiar sus ministros

El problema de esta fórmula muy utilizada por el chavismo, es que por lo general solo barajean los ministerios entre las mismas personas, lo que da como resultado que nos encontremos con los mismos rostros desde hace años o bien, premia el trabajo ineficiente de los ministros salientes con cargos en consulados o embajadas.

Maduro intenta recuperar popularidad con una vieja estrategia: cambiar sus ministros
Delcy Rodríguez, vicepresidenta de Venezuela; Nicolás Maduro, presidente de Venezuela y su esposa, Cilia Flores. / RR SS.
Delcy Rodríguez, vicepresidenta de Venezuela; Nicolás Maduro, presidente de Venezuela y su esposa, Cilia Flores. / RR SS.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

El pasado domingo y tras una semana cargada de críticas por la ineficiencia del sistema eléctrico y la detención de varios periodistas, Nicolás Maduro anunció la renuncia de todos los ministros del Gabinete. La cuestión fue corroborada por Delcy Rodríguez, su vicepresidenta, quien aseguró en Twitter que el líder chavista pidió a su equipo “poner sus cargos a la orden a los efectos de una reestructuración profunda (…) para blindar la Patria de Bolívar y Chávez ante cualquier amenaza”.

Aunque aún no se sabe quiénes ocuparán los cargos, es muy probable que veamos a los mismo rostros de hace unos días y que los venezolanos han visto por 20 años. Esta estrategia es bastante común en el chavismo, que se encarga de rotar los puestos entre las mismas personas o bien, premia a muchos de los ministros salientes con puestos en consulados o embajadas. Esta semana ha sido especialmente crítica en Venezuela gracias a la falta de luz –o falla en muchos lugares- y de agua.

Maduro y su cúpula se encuentra al límite por las sanciones impuestas por EE UU contra su petróleo, algo que ha evitado que el dinero llegue al país. Además, la diplomacia estadounidense ha estado haciendo presión a nivel internacional, mientras que el presidente encargado Juan Guaidó ha estado movilizando a la población.

Los cambios de los ministros de parte de Maduro solo busca ganar tiempo y dar una sensación de calma y que el Gobierno está intentado cambiar las cosas. Aunque es muy probable que ‘los fuertes’ del chavismo mantengan sus puestos, entre ellos el canciller Jorge Arreaza, el ministro de Defensa Vladimir Padrino, el de Comunicación Jorge Rodríguez, la vicepresidenta Delcy Rodríguez o el de Economía Tareck El Aissami, que está siendo investigado por EE UU por presunto narcotráfico. @mundiario