Buscar

MUNDIARIO

Maduro encarga la petrolera de Venezuela a un hombre acusado de narcotráfico

El líder chavista ha declarado unq "emergencia energética" luego de que EE UU sancionara a la petrolera rusa Rosneft.

Maduro encarga la petrolera de Venezuela a un hombre acusado de narcotráfico
Nicolas Maduro y Tareck El Aissami. / Archivo.
Nicolas Maduro y Tareck El Aissami. / Archivo.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

Nicolás Maduri ha anunciado una "emergencia energética" en Venezuela luego de que EE UU sancionara a la petrolera rusa Rosneft, la misma que estuvo ayudando al régimen a vender su crudo a nivel internacional. Acorralado por un nuevo recorte de ingresos debido a las sanciones de la Administración de Trump, Maduro ha decidio encargarle Petroleos de Venezuela S.A. (PDVSA) ha un hombre acusaso de narcotráfico.

Se trata de Tareck El Aissami, actual vicepresidente de economía y hombre de confianza del líder chavista que desde los tiempos de Chávez ha ocupado diversos cargos en la política venezolana.

"He traído dos decretos que marcarán el presente y futuro de la industria petrolera, dos decretos que he redactado personalmente, en base a las condiciones geopolíticas actuales, estudiando las agresiones del imperialismo, porque se amerita una adaptación de nuestros planes. Estos decretos los he pensado muy bien para esta nueva etapa”, dijo Maduro en la sede de PDVSA en Caracas.

Sabiendo que no le conviene apartar al brazo militar de la industria, Maduro anunió que el militar que actualmente dirige la empresa estatal, Manuel Quevedo, continuará al frente pero bajo la mirada de una comisión en la que también participa el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López. “No acepto más excusas, producimos o producimos”, señaló.

Desde el 2019, la Casa Blanca ha estado ejerciendo presión para que el Gobierno chavista se debilite presentando diversas sanciones contra funcionarios y la propia industria petrolera venezolana. EE UU dejó de ser el príncipal comprador del crudo y además amenazó a diversos países con sanciones si cooperaba con el régimen de Maduro. Rusia intervino desde las sombras a través de Rosneft y comercializó el crudo con países como India y China, pero con las nuevas sanciones contra la petrolera rusa, Maduro se queda sin otra entrada de dinero.

La industria petrolera de Venezuela ha ido cayendo a la par de la crisis que atraviesa el país. La producción del crudo ha disminuido considerablemente y en más de una ocasión Maduro ha encargado la empresa a dirigentes que no duran mucho en el caro. El Aissami está incluido en la Lista Clintonpor sus presuntos vínculos con el narcotráfico y el terrorismo, además de ser señalado como uno de los hombres más buscados por la justicia estadounidense. @mundiario