Maduro celebra la llegada de la gasolina iraní a Venezuela, pese a que solo durará cinco semanas

Nicolás Maduro. / Mundiario
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. / Gobierno de Venezuela.
Irán ignoró las amenazas de EE UU y finalmente decidió enviar los buques con gasolina comprada por el Gobierno chavista, que celebra la llegada del combustible a pesar de que probablemente no dará abasto para todo el país.
Maduro celebra la llegada de la gasolina iraní a Venezuela, pese a que solo durará cinco semanas

El primer buque con gasolina iraní finalmente arrivó a Venezuela, un motivo que Nicolás Maduro decidió celebrar pese a que el combustible,  que trae este y otros buques que están en camino, apenas durará para poco más de un mes. La 'victoria' que celebra el líder chavista es principalmente porque a su juicio logró burlar las sanciones de EE UU.

Maduro prometió que recibiría los buques con ejercicios militares por todo lo alto aunque, como muchas de sus promesas, finalmente no se dio. El primero de los barcos en llegar fue El Fortune y se espera que en los próximos días lleguen Petunia, Forest, Faxon y Clavel. 

Maduro se vanagloria de que fue capaz de burlar las sanciones de EE UU, aunque nunca estuvo sobre la mesa algún ataque contra los cargueros iraníes que transportaban el combustible con el que el Gobierno chavista pretende aliviar la escacez de combustible.

El Gobierno interino de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, criticó la compra de dicho combustible que fue comprado con el oro venezolano. "La operación del régimen con Irán es un nuevo reconocimiento de que destruyeron la industria petrolera", afirmaron.

En total, a Venezuela llegan unos 200 millones de litros de gasolina que han sido pagados con nueve toneladas de oro perteneciente a las reservas del Banco Central de Venezuela y que según la agencia Bloomberg valen unos 500 millones de dólares. Dicho combustible apenas duraría unas cinco semanas de consumo interno.

En pocas palabras, no es ninguna solución a la escasez, solo una medida que busca calmar a las críticas y satisfacer a un pequeño grupo de gente. Las gasolineras actualmente está en mano de los militares, quienes llegan a vender la gasolina entre 3 y 5 dólares el litro. @mundiario

Maduro celebra la llegada de la gasolina iraní a Venezuela, pese a que solo durará cinco semanas
Comentarios