Buscar

MUNDIARIO

Maduro aseguró que este año se celebrarán nuevas elecciones paralamentarias en Venezuela

En su discurso invitó a la ONU y a la Unión Europea a ser observadores mientras que cargó contra Juan Guaidó y EE UU. Esta podría ser la nueva forma en que el chavismo pretende tumbar al único organismo opositor que queda en Venezuela.
Maduro aseguró que este año se celebrarán nuevas elecciones paralamentarias en Venezuela
Nicolás Maduro llegando al Palacio Legislativo junto a Cilia Flores y Diosdado Cabello. / RR SS.
Nicolás Maduro llegando al Palacio Legislativo junto a Cilia Flores y Diosdado Cabello. / RR SS.

Nicolás Maduro ha confirmado que este año planea llevar a cabo nuevas elecciones parlamentarias y ha invitado tanto a la ONU como a la Unión Europea a ser observadores de las mismas mientras atacó a Juan Guidó y a EE UU.

Aúnn sin fecha próxima, el mandatario chavista ofreció garantías para que estas sean trasparentes y sean sometidad al escrutinio internacional. Estas palabras las ofreció durante su discurso anual de rendición de cuentas, el mismo que ofreció ante la chavista Asamblea Nacional Constituyente y no ante la Asamblea Nacional liderada por Guaidó.

“Invito al mundo entero a las elecciones. Con este poder electoral, la oposición triunfó en las elecciones legislativas de 2015. Pero si quieren más garantías, estoy de acuerdo”, dijo Maduro que también aprovechó el momento para asegurar que el único organismo que no estaría invitado sería la Organización de Estados Americanos (OEA) liderada por Luis Almagro, a quien Maduro llamó "basura".

Con un poco de cinismo -y el chavismo no tuviera nada que ver- el líder chavista se refirió a la crisis que afronta el parlamento tras la proclamación de Luis Parra como presidente del Poder Legislativo y luego la posterior reeleción de Guaidó. Maduro incluso se ofreció a mediar en la crisis invitando a los supuestos opositores de la Mesa de Diálogo Nacional conformada por los sectores minoritarios. Además evitó referirse directamente a Guaidó, pero habló de “líderes desprestigiados, que solo acumulan errores y fracasos y nada tienen que decirle al país. Esta crisis de la oposición es la punta de un iceberg”.

A sabiendas de que medios nacionales e internacionales estarían al pendiente de dicho acto, Maduro hizo gala de toda un espectaculo protocolar en el que todo momento se refirieron a él como "presidente Constitucional, jefe de Estado y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas”. 

Llegó acompañado de su esposa Cilia Flores y del número dos del chavismo, además de presidente de la Constituyente, Diosdado Cabello. Al acto asistieron diplomáticos de los países aliados del chavismo como Rusia, China, Cuba, Nicaragua e Irán.

Maduro fue escoltado desde la Plaza Bolívar por militares de cada una de las ramas de las Fuerzas Armadas y al momento de entrar al hemiciclo fue recibido por una versión orquestada de Alma Llanera.

Para iniciar su discurso, el líder chavista decidió responder sin nombrar al obispo de Barquisimeto Víctor Hugo Basabe, quien pocas horas antes en plena procesión de la Divina Pastora había cargado contra Maduro, los chavistas y los opositores traidores. Maduro pidió que no se politizara el credo de los venezolanos y pidió respeto de parte de los sacerdotes. Asimismo, el mandatario bolivariano aprovechó el momento para a tacar a otros líderes de la región como Iván Duque en Colombia, Jair Bolsonaro en Brasil o Sebastián Piñera en Chile, a quienes acusó nuevamente de dirigir un golpe de Estado en su contra.

Durante su discurso Maduro también atacó al "imperio norteamericano" a quien acusó del bloqueo economíco que arruinó al país. Pero evitó referirse a la devaluación constante de la moneda, la migración masiva, la violación constante de los Derechos humanos, la degradación sanitaria o la crisis energética... en fin, solo atacando a sus opositores y nunca ofreciendo una solución a la crisis venezonala. @mundiario