Macron pide a España que se involucre más con la lucha antiyihadista en África

Vista de Bamako, capital de Mali. / Wikipedia
Vista de Bamako, capital de Mali. / Wikipedia

El Estado Mayor de los Ejércitos francés ha mostrado su deseo de que España instale una base operativa de helicópteros en Gao que servirían para transportar a las tropas de la operación militar Barkhane en la que participan unos 4.000 soldados franceses.

Macron pide a España que se involucre más con la lucha antiyihadista en África

Mali es uno de los países africanos donde más acecha el terrorismo. A las múltiples facciones del yihadismo africano (desde Al Qaeda del Magreb Islámico y Al Murabitún hasta Muyao, Macina, Ansar Dine o Boko Haram), se suman miles de guerreros de etnia tuareg, hombre afines al depuesto y ajusticiado dictador libio Muamar el Gadafi, señores de la guerra dedicados al narcotráfico y la extorsión (los países occidentales han aportado a las arcas de esos grupos más de 80 millones de euros en concepto de rescate por sus ciudadanos secuestrados, tal y como publicó El País Semanal) y, a todos ellos o frente a todos ellos, los ejércitos de todo el mundo que intentan que la región no se convierta en una suma de Estados fallidos

Calificada como la extensión africana del conflicto en Irak y Siria, España forma parte de la coalición que libra allí una guerra. En concreto, el país forma parte de la misión EUTM Mali, la cual entrena, proporciona asesoramiento y educación a las FAMas, bajo el control legítimo de las autoridades civiles, para contribuir a la restauración de su capacidad militar, que les permita conducir las operaciones militares necesarias para recuperar la integridad del país y neutralizar la amenaza de los grupos terroristas, según explican desde el Estado Mayor de Defensa.

EUTM Malí no es una misión ejecutiva, es decir, los militares desplegados no participan, bajo ningún concepto, en actividades de combate y no acompañan a las unidades malienses en sus operaciones.

Quien sí realiza operaciones de combate es el ejército francés que se encuentra desde el año 2013 en el territorio africano. En total en Malí confluyen la Operación Barkhane, con 3.500 soldados franceses diseminados por el Sahel; la misión de cascos azules de la ONU (Minusma: 12.000 efectivos de 123 países) realizando una labor de interposición y estabilización, que ya contabiliza 86 muertos en sus filas; y la de la Unión Europea (EUTM: 600 efectivos de 26 países), destinada al entrenamiento y asesoramiento de las Fuerzas Armadas malienses para que se hagan cargo de su país.

Ahora el flamante presidente de Francia, Emmanuel Macron aspira a que los aliados europeos de Francia arrimen más el hombro en esta guerra contra el yihadismo en el Sahel. “Mi voluntad, en el marco de nuestros compromisos militares en África, es ir más lejos con Europa y con Alemania”, declaró Macron el 19 de mayo en Gao (norte de Malí), el país al que efectuó su segundo viaje al extranjero tras su elección como presidente. “Ellos pueden hacer más (…)”, aseguró. Concretamente, el Estado Mayor de los Ejércitos francés ha mostrado su deseo de que España instale una base operativa de helicópteros en Gao que servirían para transportar a las tropas de la operación militar Barkhane en la que participan unos 4.000 soldados franceses, según fuentes diplomáticas. Situada en el norte de Malí, Gao es una ciudad azotada con frecuencia por el terrorismo. “Ir allí es bajar al ruedo de la lucha antiyihadista”, asevera un oficial del Ejército español en declaraciones recogidas por El Confidencial.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.

 

Macron pide a España que se involucre más con la lucha antiyihadista en África
Comentarios