Buscar

MUNDIARIO

Macron da un paso al frente y anuncia una ley contra las noticias falsas

El presidente de Francia ha advertido que desde ahora las plataformas online deberán enfrentar mayores obligaciones de transparencia sobre los contenidos que patrocinan.

Macron da un paso al frente y anuncia una ley contra las noticias falsas
Emmanuel Macron, presidente de Francia, en su discurso desde la Universidad de la Sorbona, París. / Sputnik Mundo
Emmanuel Macron, presidente de Francia, en su discurso desde la Universidad de la Sorbona, París. / Sputnik Mundo

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

Emmanuel Macron da un paso al frente en la guerra contra las noticias falsas. El presidente de Francia ha anunciado que aprobará una ley para castigar a los creadores de las fake news y también a todos aquellos que sirvan como puente para la propagación de las mismas.  

El mandatario galo ha aprovechado su discurso a la prensa con ocasión del Año Nuevo para dejar claro que pretende firmar una ley para controlar, limitar y castigar la propagación en la red de noticias falsas por parte de entidades extranjeras durante las campañas electorales. "Las plataformas online deberán enfrentar mayores obligaciones de transparencia sobre los contenidos pafktrocinados, con el fin de hacer pública la identidad de los anunciantes y de quienes los controlan, pero también de limitar los montos dedicados a estos contenidos", explicó el jefe de Estado.

En esa línea, el líder del partido En Marché! ha utilizado su propio ejemplo para hablar sobre el daño que las noticias falsas pueden hacer en la política. Macron ha denunciado que medios estatales intentaron desestabilizar su campaña electoral el pasado mayo con el fin de enturbiar su carrera hacia el Palacio de Elíseo. El mandatario evitó dar mayores detalles sobre el asunto y prefirió no mencionar nombres de medios o países. Sin embargo, resulta sencillo pensar en Rusia, el eterno acusado de interferir en contiendas importantes como las elecciones de Estados Unidos o el referéndum de Cataluña.

“En nuestra campaña y en la campaña americana hubo sospechas. Por eso las reglas que deseo poner en la ley en el contexto electoral consisten en dar transparencia a la información y poder actuar rápidamente. A mí no me corresponde decidir de dónde vienen, no soy el juez de estos elementos. Solo quiero que nos dotemos de reglas que permitan detectar estas fake news y neutralizarlas en un contexto electoral”, respondió el francés al ser preguntado sobre los países desde dónde provenía exactamente la amenaza.

En este punto resulta preciso destacar que la mencionada ley se centrará únicamente en periodos electorales y buscará reforzar los controles para evitar los intentos de influir en los resultados. "Aumentarán las obligaciones de transparencia sobre todos los contenidos patrocinados, para que se haga pública la identidad de los anunciantes y de quienes los controlan", señaló el presidente francés.

Según detalla el diario español El País, la legalidad constará de tres partes: en la primera, las autoridades que regulan el sector audiovisual tendrán que reforzar sus poderes para evitar que televisiones controladas por Estados extranjeros actúen como elementos desestabilizadores. En segundo lugar, las plataformas en Internet serán obligadas a ser más transparentes respecto a los contenidos patrocinados y que pueden ser un vehículo para la transmisión de noticias falsas. El control debe llegar, según Macron, hasta hacer pública la identidad de quienes los controlan. El tercer punto está relacionado con la posibilidad de denunciar una noticia falsa ante un juez. Para ello las autoridades han dispuesto que quienes incurran en este delito podrán ser eventualmente suprimidos, la cuenta que la propaga podrá ser cerrada e incluso se existe la posibilidad de vetar el acceso a Internet.

Asimismo, Macron, ha anunciado que otorgará poderes al Consejo Superior de lo Audiovisual para que intervenga contra "cualquier intento de desestabilización por televisiones controles o influidas por Estados extranjeros".

La noticia, por supuesto, no ha sido precisamente bien recibida por todos. La líder del Frente Nacional y rival de Macron en las presidenciales del pasado mayo, Marine Le Pen, no tardó demasiado en criticar la decisión del mandatario. “Control de la palabra libre en Internet, judicialización suplementaria de la sociedad: ¿es Francia todavía una democracia si amordaza a sus ciudadanos? ¡Muy inquietante!”, escribió la representante sobre la ley que se formalizará en las próximas semanas. @mundiario