Buscar

MUNDIARIO

Macri responde a las críticas y promete investigar a fondo el caso del ARA San Juan

"No tenemos que aventurarnos a buscar culpables", ha dicho el presidente de Argentina.

Macri responde a las críticas y promete investigar a fondo el caso del ARA San Juan
Mauricio Macri, presidente de Argentina. / Minuto Uno
Mauricio Macri, presidente de Argentina. / Minuto Uno

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina la edición AMÉRICA. @mundiario

El caso del ARA San Juan, el submarino argentino que desapareció la semana pasada en el océano Atlántico con 44 tripulantes a bordo, sigue siendo un misterio que ha conmocionado Argentina y el mundo entero. El dato más reciente que se ha hecho público apunta que el navío pudo haber explotado tras su salida. La desesperación reina entre los familiares y las críticas van y vienen. El presidente de Argentina, Mauricio Macri, ha decidido hacer frente a la crisis y ha prometido una investigación “a fondo” para determinar qué fue lo que ocurrió.

Los familiares han dicho que el submarino era una trampa mortal y la Armada lo sabía.

​​El mandatario ofreció una rueda de prensa este viernes desde el Edificio Libertad, tras una reunión con los jefes de las fuerzas armadas. Entre otras cosas, Macri, lanzó un discurso conciliador en el que alentaba a los familiares de las víctimas a no detenerse a señalar y a encontrar responsables de la dramática tragedia. "No tenemos que aventurarnos a buscar culpables", ha dicho el jefe de Estado.

Asimismo, Macri, ha añadido que la búsqueda del submarino no se detendrá y que su gobierno trabajará hasta contar con información suficiente sobre lo que pasó con el ARA San Juan. En esa línea, el político argentino aprovechó la oportunidad para enviar un guiño a las naciones que le han tendido la mano en medio de la crítica situación. “Vamos a continuar con la búsqueda, ahora que contamos con el apoyo de toda la comunidad internacional. Agradezco semejante muestra de apoyo de tantos países amigos. Esperamos encontrarlo en los próximos días”, apuntó.

 

Sin embargo, aunque el presidente argentino ha insistido en pasar por alto las culpas, la realidad es que la desaparición del navío ha vuelto a sacudir los quebrados lazos entre el Gobierno y la cúpula militar. El caso ha puesto en tela de juicio la seguridad de la Armada argentina, que ante las críticas asegura que el submarino estaba en perfectas condiciones para navegar. Pero el dolor y la ira de las familias no se apaciguan ante las justificaciones.

Por otro lado, hay quienes creen que la culpa es del Gobierno. Ese grupo es el que defiende que la armada lleva años recibiendo presupuestos muy inferiores en relación con los de otros vecinos de Latinoamérica. Según el diario español El País, el sector naval gasta en Defensa el 0,8% del PIB y el 85% lo destinan a salarios de militares. Todo esto explicaría porque casi todos sus buques son una real antigüedad. De hecho, el ARA San Juan fue adquirido en 1985 y fue puesto nuevo en marcha nuevamente en 2014, luego de una larga renovación argentina.  

“Esto que sucedió requiere una investigación seria y profunda que arroje certezas. Significa entender cómo un submarino que se había llevado a reparación de media vida y estaba en perfectas condiciones para navegar, sufrió aparentemente esta explosión”, reiteró Macri este viernes. “Tenemos que tener certidumbre sobre lo que pasó. Y por qué. Mi compromiso es con la verdad, la Armada también está sufriendo con mucho dolor. Vamos a saber la verdad”, clamó el presidente.

Y a su voz se ha sumado la del jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien ha dejado claro que tras las investigaciones, comenzarán a rodar las cabezas de los responsables de tanto dolor. "Una vez que concluya esta operación y que la Armada informe el resultado, se iniciarán todas las investigaciones pertinentes en todos los ámbitos, en la Armada, en lo judicial, en lo administrativo y parlamentario, para ir a fondo para saber las condiciones de la misión, del buque y qué pasó", subrayó el representante.

De hecho, según algunos analistas argentinos, citados por El País, Mauricio Macri, ya sabe cuál será su próxima jugada para cuando remita la crisis: destituir a la cúpula de la Armada. Un grupo a quien el Gobierno y el pueblo acusan de mala gestión, de ocultarles información y de brindar falsas esperanzas. @mundiario