Buscar

MUNDIARIO

López Obrador recibe una ola de críticas por su polémica reforma judicial en México

El plan del presidente mexicano ha despertado la preocupación de diversos organismos civiles debido a que consideran que limitará los derechos humanos y las garantías individuales.
López Obrador recibe una ola de críticas por su polémica reforma judicial en México
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. RR SS.
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. RR SS.

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

La reforma judicial planteada por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador sigue despertado polémica en México. El borrador de la iniciativa, con miras a combatir la impunidad e inseguridad en el país centroamericano, ha provocado la preocupación de varios organismos civiles debido a que consideran que limitará los derechos humanos y las garantías individuales. 

Organizaciones defensoras de la libertad de expresión como Artículo 19 aseguraron que la propuesta del gobierno de volver a incorporar los delitos “contra el honor” y tipificar expresiones contra entidades públicas, restringirían la libertad de expresión y el derecho a la información. De hecho, la reforma autoriza la intervención de cualquier comunicación privada en materia de carácter electoral y fiscal.

De acuerdo a Reuters, el Gobierno de López Obrador tenía previsto presentar la iniciativa la próxima semana. Sin embargo, dos fuentes le señalaron al medio citado que, ahora, la presentación de la reforma judicial será en febrero. La falta de consenso en el gabinete de ministros sería la principal traba.

Las fuentes precisaron que no está claro hasta qué punto se pueda suavizar la reforma que contempla un nuevo Código Penal Nacional, un nuevo Código de Procedimientos Penales, modificaciones a la Ley de Amparo, además de cambios a la Ley de la Fiscalía General y a su reglamento. 

Como sea, López Obrador impulsa esta nueva reforma judicial tras el fracaso supuso el nuevo sistema de justicia penal acusatorio vigente desde 2016, que ha dejado un país donde menos del 2% de los homicidios se resuelven y muchas confesiones son logradas bajo tortura o presiones de autoridades. 

Sin embargo, la propuesta del Gobierno mexicano ha causado las críticas de varios activistas debido a que se realizarán modificaciones a 14 artículos de la Constitución, se busca ampliar el arraigo a todos los delitos y validar pruebas obtenidas de manera ilícita. Para lograr ese paso, el partido oficialista Morena y sus aliados deben aprobar la reforma en el Congreso. Aunque no tienen la mayoría calificada para concretar dicho propósito. @mundiario