Buscar

MUNDIARIO

López Obrador y Trump celebran su primer encuentro y México toma oxígeno para su economía

México cifra sus esperanzas económicas en el nuevo tratado comercial con Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que entró en vigor el 1 de julio.  
López Obrador y Trump celebran su primer encuentro y México toma oxígeno para su economía
Donald Trump y López Obrador./ RR SS
Donald Trump y López Obrador./ RR SS

Maira Perozo

Periodista.

Los presidentes Donald Trump y Andrés López se han elogiado recíprocamente durante el primer viaje del mandatario de México a Estados Unidos.

Ambos destacaron la "fuerte" relación entre los países en este encuentro cara a cara. “En vez de distanciarnos hemos optado por viajar juntos, hacer a un lado las diferencias con diálogo y respeto mutuo. Hemos tenido desencuentros y hay agravios que todavía no se olvidan, pero también hemos podido establecer acuerdos tácitos y explícitos de cooperación”, ha resumido López Obrador, para después elogiar a su homólogo estadounidense: “en vez de agravios hemos recibido de usted comprensión y respeto".


Quizás te puede interesar

 ¿Por qué el banco suizo cerró la cuenta de Juan Carlos I?


“La relación de Estados Unidos y México nunca ha sido tan estrecha”, fueron las palabras con las que Trump ha recibido al mexicano. El respaldo de EE UU ha dado un aire fresco para México y el futuro de su economía, en medio del arranque del nuevo tratado comercial de Norteamérica, el T-MEC, sin importar el impacto electoral que vaya a sacar Trump de esta visita.

Desde el jardín de las rosas, los presidentes ofrecieron sus palabras tras el encuentro, pero no se admitieron preguntas, incluso la cita estuvo repleta de halagos entre los mandatarios.

Trump también subrayó las coincidencias con López Obrador. “Fue elegido para luchar contra la corrupción y para devolver el poder al pueblo... Ambos tenemos el interés de poner a nuestros países primero. Usted lo hizo, yo lo hice”.

López Obrador destacó, "algunos pensaban que nuestras diferencias ideológicas deberían llevarnos al enfrentamiento, afortunadamente ese mal augurio no se cumplió”. Para el estadounidense, esta visita le brinda una fotografía del pulso ganado a México.

La amenaza arancelaria lanzada por Trump obligó a López Obrador a movilizar 25.000 elementos de la Guardia Nacional para frenar la inmigración centroamericana; a partir de ese momento, ha caído un 85%.

En lo que también coinciden los dos presidentes es la incredulidad hacia los riesgos del coronavirus y crítica con los medios de comunicación. Incluso, igualan su rechazo a usar mascarillas y minimizan la amenaza de la crisis sanitaria. No se estrecharon las manos al encontrarse en la puerta de la residencia oficial y posaron juntos con el rostro descubierto y sin respetar la distancia de seguridad.

Ambos, con incidencia en López Obrador, celebraron el nuevo tratado comercial entre los dos países y Canadá, cuyo primer ministro, Justin Trudeau, desistió de acudir a la reunión. “El potencial futuro de Estados Unidos y México es ilimitado”, señaló Trump.

México cifra sus esperanzas económicas en el nuevo tratado comercial con Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que entró en vigor el 1 de julio. El propio López Obrador ha recordado que la región puede recobrar protagonismo.

Aunque todas las previsiones sobre la evolución de la economía mexicana son desalentadoras, con estimaciones de al menos una caída del 6% del PIB, la más favorable. En abril y mayo se perdieron 20 millones de empleos, según el Instituto de Estadística. El mandatario, no obstante, es optimista, pues considera que el acuerdo permitirá producir y crear empleos. @mundiario