López Obrador terminará su carrera política tras las presidenciales mexicanas de 2018

Manuel López Obrador.
Manuel López Obrador.

El incesante izquierdista y candidato presidencia del Movimiento de Regeneración Nacional anunció que los comicios del 2018 serán los últimos de su currículum si llegase a perder.

López Obrador terminará su carrera política tras las presidenciales mexicanas de 2018

"Si desgraciadamente nos va mal en el 18 seguiré sembrando plantas e ideas hasta que fallezca, pero no volvería nunca más a ser candidato de nada". Con esas palabras Manuel López Obrador advirtió de que si llega a perder las elecciones de 2018, tal y como ha perdido todas hasta ahora, podría poner fin a su carrera. Todo eventualmente llega a su fin, y López Obrador siente que su carrera ya está en ese punto.

De cualquier político esa aseveración no sería tan llamativa, pero del líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) sí que lo es. Se trata de un hombre que tiene en su historia no haber ganado unas elecciones presidenciales con el PRI, y eso ya es decir. Posteriormente emigró al PRD y el resultado fue el mismo. En ninguno de los dos casos aceptó la derrota y llamó a sus seguidores a protestar contra los resultados que le negaron la presidencia.

El carismático y exhuberante cacique izquieridsta creó Morena a su imagen y semejanza y entre su cara conocida y su discurso radical, ha empezado a remontar vuelo. La corrupción generalizada y los pasos en falso de Enrique Peña Nieto tienen a los mexicanos hartos y la figura de López Obrador se cierne como una buena salida a los principales problemas que aquejan al país. Los sondeos lo ponen ya por delante del PRD, de su mismo ADN, y del otro lado, en la derecha, el PAN, encabezado por Margarita Zavala, ya le colocan como el gran rival a vencer.

"Si el pueblo de México se manifiesta en 2018 por un cambio de fondo y me da su confianza, vendría a la quinta como ahora, de vez en cuando; pero si la mayoría de la gente dice que no me quiere gobernando o los de la mafia del poder nos lo impiden, entonces sí me irían literalmente a La Chingada. Es mi plan B: refugiarme en este lugar maravilloso", aseguró López Obrador en una columna publicada por un importante diario.

Pero en su texto también se permitió recordarle al mundo que es un habilidoso agricultor. "Tengo sembradas las dos imprescindibles verduras para el puchero: la yuca y el macal; hay calabaza, momo y camote; y, ante lo rogado del chile amashito, cuento con pico de paloma. Me asombra lo interesante de la canela, su aroma y su sabor está en la corteza del árbol. Reconozco que no pude con su cultivo; es delicado y la hormiga arriera depreda", reza la columna.

El líder de Morena también ha querido acallar a quienes le critican de ocultar sus bienes. Según el candidato, su testamento político ya está en manos de un abogado. "Repito: no tengo ningún bien material ni cuentas ni cheques ni tarjetas de crédito. En otras ocasiones he explicado que nunca me ha interesado el dinero, aunque por respeto a las personas, no dejo de recalcar que no todo el que lo tiene es malvado", dijo.

Al cierre de su escrito, López Obrador promete que, aun desde el retiro, seguirá luchando por la justicia y la democracia. "Me retiraré del protagonismo político para así con humildad y arrogancia, al mismo tiempo, poder decir a mis adversarios y a quien quiera oírlo: ya ven, no soy un ambicioso vulgar", sentencia. @hmorales_gt

 

 

López Obrador terminará su carrera política tras las presidenciales mexicanas de 2018
Comentarios