Buscar

Lluvia de críticas por las presiones para que haya cambios en los Mossos

El consejero catalán de Interior asegura, tras los incidentes de Girona y Terrassa, que algunas imágenes "no se corresponden con una policía democrática".

Lluvia de críticas por las presiones para que haya cambios en los Mossos
Consejero del Interior, Miquel Buch. / Antena 3
Consejero del Interior, Miquel Buch. / Antena 3

Firma

Tatiana Ferrín

Tatiana Ferrín

La autora, TATIANA FERRÍN, es hispano-venezolana y tiene más de 10 años de experiencia en medios digitales. Trabajó en diarios de Caracas (Venezuela) y Miami (Florida, EE UU) y ahora escribe en MUNDIARIO, donde también coordina la edición GALICIA y el área de Política. @mundiario

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha dado cuatro días al consejero del Interior, Miquel Buch, para que haga cambios en la cúpula de los Mossos.

La exigencia se produce a raíz de las cargas de este jueves de los Mossos en Girona y en Terrassa, para evitar que manifestantes independentistas intentasen boicotear una marcha de Vox y se saltasen el cordón policial que trataba de impedir el encuentro de los dos grupos. Tal y como apunta El País, los independentistas, entre los que había miembros de la CUP, desmontaron las vallas y lanzaron objetos contra los agentes con el fin de boicotear los actos del partido de ultraderecha.

Buch ha confirmado en TV3 la exigencia de Torra, aunque no ha especificado si los cambios se limitarán a los mandos de la comisaría responsable del orden público, que dirige a los antidisturbios, o si afectarán a toda la cúpula policial. El consejero del Interior ha asegurado también que algunas imágenes de las protestas en las que intervinieron los Mossos d'Esquadra, "no se ajustan a los principios de una policía democrática". Y ha añadido que se "tomarán decisiones si hubo mala praxis".

Diversos sindicatos de Mossos d’Esquadra han pedido este viernes la dimisión del conseller de Interior tras los altercados. En un comunicado, Sap-Fepol –sindicato mayoritario en la policía catalana– ha expresado su hartazgo por el cuestionamiento de “cada una” de las actuaciones de los agentes, ha pedido la despolitización del cuerpo, ha calificado de “inadmisibles” las presiones para reformar la cúpula de Interior y ha solicitado la dimisión del conseller.

El portavoz de Fepol, Toni Castejón, ha criticado que si bien el director general de Mossos, Andreu Martínez, defendió la actuación de los agentes en los altercados, Buch y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, han señalado que se investigarán las imágenes de cargas. Castejón ha considerado que las dudas de Buch y Torra sobre las cargas de los Mossos en los incidentes “ensucian la actuación policial”, y ha recordado que se produjeron hechos violentos con ataques contra la línea policial.

El SPC también ha pedido en un comunicado la dimisión de Buch, alegando que “más que consejero de Interior parece que es consejero de los CDR” porque, según este sindicato, le importa más lo que piense este colectivo que lo que piensen los mossos y la integridad física de los agentes. Ha añadido que los mossos no deciden qué actos proteger y cuáles no, ya que delante de “un grupo de personas violentas, la policía debe restablecer el orden público”.

El sindicato Cat de Mossos ha lamentado en un comunicado que a Buch “no le ha faltado tiempo para hacer un juicio de valor de todo lo que ocurrió” y también ha pedido su dimisión. Ha criticado que con sus declaraciones contribuye al “escarnio” de los Mossos y los efectivos antidisturbios de la Brimo y Arro, y que el conseller no está a la altura del cargo.

 

Por otro lado, Ciutadans ha dirigido la mayoría de sus dardos a Torra. En su opinión, el presidente de la Generalitat “no se escandaliza cuando se montan boicots para impedir actos de homenaje a la Constitución en Barcelona y en cambio se escandaliza ante esta actuación de los Mossos d’Esquadra y pretende hacer una purga”. Así lo ha dicho la diputada en el Parlament y senadora naranja, Lorena Roldán.

Además, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha expresado su apoyo a los Mossos d’Esquadra y ha calificado de “irresponsable” que se cuestione la profesionalidad del cuerpo. “Poner en duda su profesionalidad sin ninguna prueba ni investigación es especialmente irresponsable, y más cuando lo hace el propio Govern”, ha señalado el jefe de filas de los socialistas catalanes.

El exconseller de Interior y actual secretario general de Units per Avançar –integrado en el grupo parlamentario del PSC–, Ramon Espadaler, ha cargado duramente contra los miembros del Executiu por arremeter contra los agentes.

Se ha sumado al alud de críticas el PP, a través de un mensaje en las redes sociales del nuevo presidente de los populares catalanes, Alejandro Fernández, quien ha exigido la dimisión de Buch: “Que dice el conseller Buch que no le temblará la mano para sancionar a unos Mossos que hicieron su trabajo para garantizar el derecho de manifestación. Un conseller que no defiende a los Mossos y el orden no puede seguir en el cargo”. @mundiario