Líderes del PP implican a Mariano Rajoy en la debacle del partido este 28-A

Pablo Casado y su mujer, Isabel Torres. / RRSS.
Pablo Casado y su mujer, Isabel Torres. / RRSS.

Pablo Casado y Esperanza Aguirre han señalado directamente al otrora gran líder conservador y presidente de Gobierno como responsable de su bochorno del domingo.

Líderes del PP implican a Mariano Rajoy en la debacle del partido este 28-A

Los líderes del Partido Popular siguen buscando explicaciones para la hecatombe que sufrieron en las elecciones del pasado domingo. Esta vez ha sido nuevamente Pablo Casado junto a Esperanza Aguirre quienes han señalado con el dedo al final de la etapa de Mariano Rajoy como el inicio de la debacle de la agrupación. Los dos líderes celestes aprovecharon las fiestas del Dos de Mayo en la Comunidad de Madrid para hacer un llamado a los votantes de Ciudadanos y Vox para que vuelvan a votar por ellos en las elecciones municipales, autonómicas y europeas del mes en curso. El señalamiento a Casado llega como una forma de protegerle de ser el principal responsable del sismo.

"Llevamos perdiendo apoyos electorales desde hace ocho años, por lo tanto, no es algo que sea imputable a estas últimas elecciones generales", explicó el presidente del PP. Casado prosiguió recordando lo que aquello representó para el partido en cuestión de electores. "Perdimos un tercio de nuestros electores y recuperamos un poco en la repetición", prosuiguió en alusión a los que les votaron en 2016. "Las causas, como decía José Manuel García Margallo en el comité ejecutivo son las tres c: crisis económica, casos de corrupción y la situación de Cataluña", agregó.

Al canto se unió también Esperanza Aguirre, expresidenta de la Comunidad de Madrid. "Culpables somos nosotros, todos los que formamos el PP, porque no hemos sido capaces de frenar la desbandada, que no ha empezado ahora, que empezó cuando Mariano Rajoy dijo en Elche: 'liberales y conservadores que se vayan al partido liberal y al partido conservador'. Y algunos de ustedes recordarán que posiblemente lo decía por mí, yo no me fui", compareció.

Lo cierto es que el PP se ha visto envuelto en serios problemas de corrupción desde hace años y a los mismos no se salva casi nadie. Puede que Rajoy haya pagado los platos rotos y haya perdido la presidencia, mas lo cierto es que los principales culpables son todos los dirigentes y funcionarios que han jugado con la imagen del partido.

Sin ir tan lejos la misma Esperanza Aguirre. La semana pasada la expresidenta de Madrid fue incluida finalmente en la investigación del Caso Púnica luego de que se descubriera que había ordenado favorecer deliberadamente a un empresario argentino con contratos para el Gobierno capitalino. La Administración de Aguirre en Madrid es de las más señaladas y uno de los casos que más se ha cebado con la imagen del Partido Popular pues han caído hasta sus hombres más cercanos, como Ignacio González.

De Casado de momento no se sabe que esté inmiscuido en un asunto tan serio como el de Aguirre pero también tiene cola que le pisen. El caso de su máster es otro de los tantos de su tipo.

Puede que Rajoy se haya ido por la gran puerta de atrás, pero no es el único que ha condicionado la imagen de los conservadores. A poco menos de un año desde que fuera destituido por el Congreso de los Diputados, al gallego no se le conoce ningún caso en que esté involucrado él directamente. @mundiario

Líderes del PP implican a Mariano Rajoy en la debacle del partido este 28-A
Comentarios