Buscar

Lento retorno a la normalidad en Cataluña

Lejos de retomar la nonata república independiente, los dirigentes soberanistas se preparan para una legislatura de transición, en el marco inevitable de la Constitución y del ordenamiento jurídico vigente. ¿También Carles Puigdemont y la CUP?

Lento retorno a la normalidad en Cataluña
Barcelona.
Barcelona.

Firma

José Luis Méndez Romeu

José Luis Méndez Romeu

El autor, JOSÉ LUIS MÉNDEZ ROMEU, es licenciado en Pedagogía y columnista de MUNDIARIO. Exdiputado y exportavoz parlamentario del PSdeG - PSOE, fue conselleiro del Gobierno de Galicia y secretario de Estado del Gobierno de España. Twitter: @mundiario

Poco a poco y de forma tortuosa para no retractarse abiertamente, los dirigentes soberanistas comienzan a acomodarse a una nueva etapa. Lejos de retomar la nonata república independiente, se preparan para una legislatura de transición, en el marco inevitable de la Constitución y del ordenamiento jurídico vigente. Sólo Puigdemont y la CUP permanecen a día de hoy aferrados a la bandera que ellos mismos no supieron izar.

La retirada de Artur Mas, que no ahorró mensajes de acatamiento a la legalidad ni de censura encubierta a su sucesor, de Mundó, así como el abandono de la primera línea de Forcadell, han ido acompañados de la sonora retractación de los “Jordis” y de Forn. Se ha filtrado ya el nombre del candidato a presidir el Parlament, Ernest Maragall, hermano del que fue presidente y alcalde carismático, antiguo dirigente del PSC y hoy al frente de una minúscula formación que le sirve para pactar con ERC. En cualquier caso, una garantía de serenidad en un puesto clave para evitar nuevas aventuras ilegales.

El probable acuerdo privado entre ERC y la facción de Artur Mas que revelan los hechos anteriores, ha dejado aislados a los radicales agrupados en torno a Puigdemont. El futuro puede pasar por la absorción de los restos de Convergencia por Esquerra, que sería el sueño de ésta. Conviene precisar que el nombre no los identifica claramente. Ambas formaciones están más divididas por el origen territorial y sociológico que por planteamientos ideológicos. Convergencia agruparía fundamentalmente a las clases medias y altas catalanistas, nucleadas alrededor de “las 400 familias”, de carácter predominantemente urbano y barcelonés, mientras Esquerra agruparía a las clases medias del interior, herederas del carlismo catalán y más conservadoras.

Del lado de la oposición, Comuns están entregados a lo que diga el soberanismo aguardando la devolución del favor en las elecciones municipales de Barcelona, cada día más inciertas. El PSC está aislado mientras Ciudadanos ejercerá como portavoz de la oposición. La madurez y mesura que está mostrando su líder, Inés Arrimadas, le puede deparar un papel determinante en la política española, tan escasa de dirigentes sólidos. Causó bochorno esta semana la presencia en las Cortes de los tres redactores de la Constitución vivos, unos octogenarios capaces de ofrecer discursos de alto nivel frente a una comisión en la que nadie estuvo a la altura del debate. Si esos diputados son los que deben hacer una reforma constitucional, sólo podemos estar seguros de algo: nunca lo conseguirán.

España ha registrado el mayor número de turistas de la historia, siendo ya el segundo destino mundial, por detrás de Francia y todavía con capacidad de crecimiento

Y también hay buenas noticias económicas. España ha registrado el mayor número de turistas de la historia, siendo ya el segundo destino mundial, por detrás de Francia y todavía con capacidad de crecimiento. Y Cataluña ha sido la comunidad preferida por esos visitantes. Aunque se ha resentido en el último trimestre, las bases para la recuperación son sólidas a poco que mejore el clima político.

Si el clima de normalización prosigue y se forma gobierno en Cataluña, quedaría expedita la vía para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado  con lo cual aunque luego empeorase la situación política, el Ejecutivo llegaría a las elecciones municipales y autonómicas de 2019, principal objetivo de Rajoy en este momento.

El año comienza con buenos indicios. @mundiario