La laxitud del Acuerdo Final de Colombia hace ganar al ‘no’ pero con la esperanza de llegar a la paz

Manifestantes en Colombia contra el ‘no’. / Twitter
Manifestantes en Colombia contra el ‘no’. / Twitter

El resultado obliga al presidente Santos a abrir canales de comunicación con la oposición, cosa que no hizo durante el proceso de negociación del Acuerdo Final con las FARC.

La laxitud del Acuerdo Final de Colombia hace ganar al ‘no’ pero con la esperanza de llegar a la paz

Todos los colombianos quieren la paz, quién no, pero parece que no mediante el Acuerdo Final que Juan Manuel Santos y Rodrigo Londoño “Timochenko”, actual comandante en jefe de las FARC, festejaron el 26 de septiembre ante cerca de 2.500 personas en Cartagena (Colombia). Entre las personalidades presentes en este acto histórico destacaron entre otros: el rey emérito de España, don Juan Carlos I, y los expresidentes Felipe González (España), Ernesto Zedillo (México) y José Mujica (Uruguay), el exsecretario de la ONU Kofi Annan. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon; su homólogo de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro; los presidentes del Banco Mundial, Jim Yong Kim, y del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde; así como el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el del Vaticano, cardenal Pietro Parolin.

El pasado domingo 2 de octubre, ante la pregunta del pebliscito “¿Apoya usted el Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?”, la respuesta de los colombianos fue NO. Un "no" a esta Acuerdo Final, un sí a la Paz. Cerca de 5 años de negociaciones entre el Gobierno Nacional de Colombia liderado por Juan Manuel Santos, político de la centro-derecha colombiana, y las FARC-EP (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo) no han tenido el final que pensaban sus artífices. El pueblo colombiano dijo NO con un margen de poco más de 50.000 votos frente al SÍ, lo que deja ver que Colombia está dividida en cuanto a cómo llegar a un acuerdo.

Los resultados fueron los siguientes: la opción del "no" se impuso en el plebiscito con 50.2% de los votos, contra 49.7% del "sí". Una mayoría del 62.5% de los electores se abstuvo de participar en el proceso. 

En gráficos publicados por Univision se pueden distinguir las zonas donde ganó el "sí" y aquellas donde triunfó el "no". Ocho de los 10 departamentos con mayor número de víctimas a causa del conflicto armado que lidera la guerrilla votaron a favor del pacto con las FARC, según el análisis de datos de Univision Noticias. Entre las 10 zonas donde más personas tuvieron que dejar sus hogares por la guerra, siete votaron 'sí' al acuerdo.  

Pero resalta especialmente el resultado en el departamento donde más víctimas dejó el conflicto: Antioquia. Una quinta parte de todos los desplazados en 52 años de guerra salieron de este lugar. A estos se suman 77.172 víctimas de homicidios, 6.651 secuestrados y 11.146 desaparecidos. Además, Antioquia es la casa del expresidente Álvaro Uribe, la cara más visible del movimiento que se opuso al arreglo entre el Gobierno y las FARC. En Antioquia ganó claramente el "no".

tabla
Resultados por departamentos. / Univision

 

Este Acuerdo Final no ha estado exento de polémica como publicó MUNDIARIO. Ayudas económicas por parte del Estado a los guerrilleros de las FARC, laxitud en las condenas judiciales a los guerrilleros culpables de diversos hechos delictivos o ayuda económica por parte del Estado colombiano para la formación de un partido político que tendrá representación en Cámara (Congreso) y Senado independientemente de si son votados por los ciudadanos o no, son algunos de los puntos del Acuerdo Final que difícilmente podían ser aceptados por la población colombiana. Como así ha sido, a pesar de la alta abstención (62.5%).

Un Acuerdo Final o Acuerdo de Paz, como se ha llamado popularmente, que no tuvo en cuenta el sentir del resto de representación política de Colombia y quizá aquí esté el mayor error de este Acuerdo de tanta importancia para el fin de un conflicto en el que han nacido y vivido ya dos generaciones de colombianos. 

El triunfalismo con que el presidente Santos presentó este Acuerdo al mundo no contaba con un plan B, el qué hacer si se perdía el plebiscito. Así lo resaltaba el domingo el politólogo Germán Sahid, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad del Rosario de Bogotá, en declaraciones recogidas por Univisión Noticias: “Tanto el gobierno como las FARC estaban completamente seguros de que tenían el 'sí' asegurado, inclusive la gente del 'no' pensaba que iban a perder y que lo importante era perder con una votación digna. Nadie pensaba que no fuera a ganar”.

El resultado obliga al presidente Santos a abrir canales de comunicación con la oposición, cosa que no hizo durante el proceso de negociación del Acuerdo con las FARC. Sería incluso bueno que estos participasen en la mesa de La Habana y se renegociasen los términos más polémicos con las FARC.

Por el momento, Santos va a abrir esta línea de diálogo con la oposición. Así lo destacó en su intervención tras conocerse los resultados de la votación del plebiscito. Anunció que se reuniría con todas las fuerzas políticas del país "en particular con las que se manifestaron por el 'no' para buscar espacios de diálogo y determinar el camino a seguir”.

Por su parte, el jefe de las FARC, Rodrigo Londoño alias ‘Timochenko’, también se pronunció tras la votación y reiteró su voluntad de paz: "Vamos a decidir entre todos cuál es el camino que debemos tomar para que la paz, esa que todos queremos sea posible y salga todavía más fortalecida de esta situación”.

Otra brecha paralela se abre en Colombia: la política, principalmente con dos bandos. El Gobierno de Juan Manuel Santos y el partido opositor Centro Democrático del expresidente Álvaro Uribe, estandarte del "no" y a quien muchos ya ven en el país como el gran vencedor de una contienda que bajo el eslogan del Sí a la Paz y Sí al Acuerdo Final de Paz, esconde una lucha de poder. Las preguntas son obvias: ¿debe dimitir Santos por su fracaso en este plebiscito?, ¿se deben convocar elecciones presidenciales?

Por el momento no se habla de esto en Colombia, de lo que se habla en el país Latinoamericano es de la victoria del "no" y de cómo llegar a un Acuerdo que respete a las víctimas y no únicamente favorezca los intereses de las FARC.


 

La laxitud del Acuerdo Final de Colombia hace ganar al ‘no’ pero con la esperanza de llegar a la paz
Comentarios