Egipto: Las bases del entendimiento entre Mursi y la oposición se diluyen

La polarización social y política de Egipto acelerada por el peligro de colapso del Estado, debido a la crisis económica no favorecen el diálogo entre oposición y la presidencia islamista.
Egipto: Las bases del entendimiento entre Mursi y la oposición se diluyen

2013_2_11_eMmM2pD1jYmRvMAlphfdZ1

La oposición egipcia conmemorará hoy con  protestas la caída de Mubarak

La oposición de raíz laica, los musulmanes no seducidos por el islamismo y los cristianos coptos, no pocos de los cuales están optando por el exilio, no creen en las exhortaciones de Mursi al diálogo porque los puentes de entendimiento entre una presidencia coaligada de hecho con los salafistas para aprobar la Constitución de la que fueron marginados y sostenida políticamente por los Hermanos Musulmanes con aquellos que reivindican para si la antorcha de la democracia en Egipto están rotos. La extrema polarización de la sociedad egipcia es cada día más evidente y las continuas protestas y la violencia social así lo confirman. La oposición sostiene que los islamistas han hecho sus enjuagues con los militares para conseguir mayores cotas de poder, al tiempo que infiltran al ejército. Además, Mursi ha intentado blindar legalmente su Presidencia, dotándola de un status privilegiado que no fue aprobado por la oposición.

Esta amalgama entre poder militar e islamismo constituye la mayor amenaza para las libertades democráticas de los egipcios, preocupados por la exhibición pública de seguidores de la organización terrorista Al Gama al Islamiya. Por todas estas razones las bases para un diálogo entre las fuerzas políticas opositoras y las que actualmente ostentan el poder no será una empresa fácil, si la presidencia de Mursi no muestra signos inequívocos de un diálogo que pueda llegar a cohesionar a la sociedad egipcia y esto no sucederá si no convence a la oposición de sus maniobras por mantenerse en el poder y dotar al país de una Constitución que no esté anclada en la sharia. No es fácil que los islamistas, entrenados durante años en la organización clandestina resistan la tentación de imponer en Egipto su ideología reaccionaria, lo que generará mayores tensiones con el fondo de crisis económica que empeora día a día y que puede hundir al Estado, con las consiguientes peligrosas derivas para el equilibrio de la región.

Egipto: Las bases del entendimiento entre Mursi y la oposición se diluyen
Comentarios