El primer día caótico de los afganos gobernados por el talibán

Afganos realizan enormes colas.
Afganos realizan enormes colas.
Con la milicia en el poder, se observó un panorama incierto en Afganistán. Largas colas en los bancos, la moneda se hunde y hay una inflación alarmante.  
El primer día caótico de los afganos gobernados por el talibán

El primer día de los talibanes en el poder de Afganistán ha sido problemático. Y es que se ha observado, por las calles de Kabul, las largas colas fuera de los bancos y los precios al alza en los bazares que ya causa preocupación en la población del país asiático. 

A este panorama, además, se le agrega las crecientes dificultades económicas con una moneda que se hunde y una inflación en aumento agregando miseria a Afganistán, donde más de un tercio de la población vive con menos de 2 dólares al día.

De hecho, hay muchas oficinas y tiendas aún cerradas y salarios sin pagar durante semanas. Esto se complica más porque la economía de Afganistán se basa en gran medida de las importaciones para alimentos y necesidades básicas y ahora privada de miles de millones de dólares en ayuda exterior.

El afghani (moneda afgana) se valoró recientemente en alrededor de 93-95 por dólar tanto en Kabul como en la ciudad oriental de Jalalabad, en comparación con alrededor de 80 justo antes de la caída de la ciudad. Pero la tasa es solo un indicador, porque el comercio normal de dinero se ha agotado.


Quizá también te interese:

Los países ganadores y perdedores con el regreso del talibán al poder

Los talibanes atacaron Panjshir, el último bastión afgano


Solo la gran escasez de efectivo ha impedido que caiga aún más, y los envíos internacionales de afghanis y dólares aún no se reanudan.

SIN PACTO A LA VISTA

A esta incertidumbre vivida en el primer día de los talibanes en el poder, también complementa el hecho de que aún hay enfrentamientos entre la milicia y un grupo afganos en la provincia de Panjshir, donde no tiene el control absoluto. 

"Los talibanes lanzaron anoche ataques, que continuaron hoy, desde varias direcciones y áreas de las provincias vecinas de Parwan y Baghlan pero sus ataques fueron rechazados y no tuvieron éxito”, afirmó el portavoz del conocido como Frente Nacional de Resistencia de Panjshir, Fahim Dashti.

Los combates causaron numerosas bajas: los talibanes perdieron a 115 de sus combatientes, 200 resultaron heridos y otros 35 fueron capturados con vida.

”Hicimos muchos esfuerzos para resolver el problema de Panjshir a través de negociaciones pero terminó sin ningún progreso. Ahora los muyahidines están preparados y han rodeado Panjshir desde todas las direcciones”, explicó en un mensaje el mulá Amir Khan Mutaqi, uno de los principales líderes de los talibanes.

El mulá pidió a la gente de Panjshir que se una a los talibanes para evitar más enfrentamientos, ya que las guerrillas locales apoyadas por las tropas afganas que se retiraron a la región tras la conquista de los insurgentes del resto del país no podrán hacerles frente.

Como se recuerda, los combatientes talibanes iniciaron su ofensiva contra Panjshir el pasado 30 de agosto, tras cortar las rutas por las que llegan los suministros a la región e interrumpir todas las líneas de los servicios de telefonía móvil e Internet.

Panjshir sigue siendo la única de las 34 provincias afganas que no ha caído bajo el control de los talibanes, después de que capturaran las 33 restantes en menos de dos semanas, un proceso que culminaron el 15 de agosto con la toma de Kabul. @mundiario

El primer día caótico de los afganos gobernados por el talibán