Buscar

MUNDIARIO

La UE amenaza al Reino Unido con aplicarle acciones legales por una ley sobre el Brexit

Bruselas le ha dado un plazo a Londres para que retire de su propuesta para ejecutar el Brexit una referida al comercio interno. Si no lo hace, entonces tomará otra medidas que agudizaría la tensa relación en la que se encuentran. 
La UE amenaza al Reino Unido con aplicarle acciones legales por una ley sobre el Brexit
Bandera británica y de la Unión Europea. / Pixabay
Bandera británica y de la Unión Europea. / Pixabay

La relación entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido se agudiza cada día más. Bruselas ha dado a conocer  este jueves de que aplicaría sanciones legales contra Londres si no retira el proyecto de legislación de mercado interior que se encuentra dentro del Brexit. Este punto ha desatado que ambas partes se encuentren entrampadas en las negociaciones que tienen para ejecutar el acuerdo de salida del bloque antes de diciembre.

Maros Sefcovic, vicepresidente del Ejecutivo comunitario responsable de vigilar el cumplimiento del acuerdo del Brexit, explicó: “El acuerdo de retirada contiene una serie de mecanismos y recursos legales para hacer frente a las violaciones de las obligaciones legales contenidas en el texto. La Unión Europea no será tímida en su uso”. Con ello, ratificó, que la Comisión Europea no cederá de ninguna manera ante cualquier imposición de los británicos.

Según el Financial Times, esta comisión le ha fijado un plazo al Reino Unido para retirar su proyecto de ley: a fines de este mes. Además, el citado medio indica que dicho grupo repasa las alternativas de acción de Bruselas en virtud del tratado: entre ellas está la posibilidad de llevar al país ante el Tribunal de Justicia Europeo o iniciar un proceso de arbitraje. Ambas podrían terminar en la imposición de multas.

Días atrás, Bruselas ya había manifestado su disconformidad con la forma de cómo Londres manejaba las negociaciones por el Brexit. “Nadie debería subestimar las consecuencias prácticas, económicas y sociales de una ruptura sin acuerdo”, remarcó el negociador jefe de la Unión Europea, Michel Barnier. 

La respuesta no tardó en llegar. El Gobierno de Boris Johnson ha dicho que no retirará nada. “Esta legislación es clave para garantizar que haya un acceso sin restricciones de bienes desde Irlanda del Norte al resto de Reino Unido”, dijo Michael Gove, número dos de Downing Street, en una entrevista concedida a la cadena Sky News.

El proyecto que Londres defiende a raja tabla consiste en la modificación de la aplicación de tarifas y controles aduaneros en Irlanda del Norte previstos por el acuerdo de divorcio con la UE. Este tratado internacional, vigente desde el 31 de enero, prevé un dispositivo por el cual esa provincia británica mantendrá las reglas del mercado común europeo para evitar reimponer una frontera con la vecina República de Irlanda.

El primer ministro Boris Johnson ha señalado que la intención del Reino Unido es proteger la paz al defender los intereses de los norirlandeses unionistas. Todos los diputados de Irlanda del Norte, incluidos su exsocios del Partido Unionista Demócrata (DUP), votaron en enero contra el acuerdo. @mundiario