Buscar

MUNDIARIO

La OEA define este viernes si reelige a Luis Almagro como secretario general

El organismo tendrá que elegir entre su actual líder o la diplomática ecuatoriana María Fernanda Espinoza. En la víspera, el Gobierno peruano había retirado a su candidato Hugo de Zela. 
La OEA define este viernes si reelige a Luis Almagro como secretario general
Luis Almagro, secretario general de la OEA. / RRSS.
Luis Almagro, secretario general de la OEA. / RRSS.

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

A pesar de que el COVID-19 o coronavirus de Wuhan abarca la agenda mundial, en la Organización de Estados Americanos (OEA) sigue en pie la elección de su nuevo secretario general. Este viernes se realizará la Asamblea General del organismo en Washington. Allí se definirá el proceso entre el uruguayo Luis Almagro, quien apunta a un nuevo periodo como líder del bloque, y la diplomática ecuatoriana María Fernanda Espinoza. 

En el 2015, Almagro dijo que no intentaría la reelección en la secretaria general de la OEA ya que "el organismo debía renovarse cada cinco años". Sin embargo, a finales del 2018, el diplomático oriental cambió de parecer porque, según sus palabras, tanto Colombia y Estados Unidos lo animaron a que se postule a un nuevo periodo en Washington. "Solucionar problemas, no para radicalizar conflictos o para alejar soluciones”, fue el lema de Almagro en su discurso inaugural.

El paso de Almagro por la OEA se ha caracterizado por ser uno de los mayores azotes políticos contra el régimen de Nicolás Maduro. De hecho, el uruguayo llegó a decir durante una conferencia de prensa en Cúcuta (Colombia) que no se debía descartar “ninguna opción”, tras ser consultado sobre una potencial “intervención militar”.

La declaración de Almagro provocó que 11 de los 14 Gobiernos del organismo que conforman el Grupo de Lima —creado en 2017 para colaborar a resolver la crisis venezolana— hicieran saber su “preocupación y rechazo ante cualquier curso de acción o declaración que implique una intervención militar en Venezuela”. 

Otro hecho de la gestión de Almagro ha sido el informe de la auditoría de la OEA que halló “manipulación dolosa” en las elecciones presidenciales de Bolivia del pasado octubre. El documento dio cuenta de actas quemadas, redirección de votos a servidores ocultos y nombres duplicados en los comicios que dieron como ganador a Evo Morales. Tras conocerse las primeras conclusiones del texto y presionado por las fuerzas militares, el líder boliviano abandonó el cargo. 

El rival de Almagro será María Fernanda Espinoza. En sus tres décadas de carrera se ha desempeñado como ministra de Exteriores en el Gobierno del expresidente Rafael Correa —que por estos días enfrenta su primer gran juicio por corrupción— y de su sucesor, Lenín Moreno, que ganó con un programa socialista del que se fue distanciando. Sin embargo, las posibilidades de ser elegida no son elevadas. @mundiario