La Ley de Víctimas de México se declara sensible y solidaria ante el dolor de un semejante

Con la Ley General de Víctimas, México da un paso importante "hacia la Sociedad de Derechos que queremos construir", afirma su presidente en una declaración institucional.
La Ley de Víctimas de México se declara sensible y solidaria ante el dolor de un semejante

México se fija como reto una sociedad de pleno respeto a la integridad del ser humano

Con la Ley General de Víctimas, México da un paso importante "hacia la Sociedad de Derechos que queremos construir", según afirma su presidencia en una declaración institucional. En el Diario Oficial de la Federación del pasado día 9 ya se publicó esta ley, que establece un amplio catálogo de derechos reconocidos a las víctimas, e incorpora medidas para restablecer el ejercicio pleno de sus derechos. En particular, la Ley les reconoce el derecho a recibir ayuda, asistencia y atención, para ellas y sus familiares, por parte del Estado.

La Ley General de Víctimas de México reconoce el derecho a ser tratados con humanidad y con respeto de su dignidad. Tamboén, el derecho a conocer la verdad sobre el delito que han sufrido, así como el derecho a que se les imparta justicia y se les repare el daño. Les reconoce también, el derecho a ser informados y que se les explique claramente el proceso penal llevado en contra de sus agresores, así como el derecho a la satisfacción, que incluye, entre otras medidas, la búsqueda de personas desaparecidas; así como el derecho a la protección del Estado.

Para respaldar a las víctimas, la Ley crea varias instancias. En primer lugar, el Sistema Nacional de Víctimas, que establecerá y supervisará los programas y las acciones, para apoyar a las víctimas en los tres niveles de gobierno. En segundo lugar, la Comisión Ejecutiva de Atención a las Víctimas, como órgano vigilante y de control de la ley. En esta Comisión, participarán representantes de las víctimas y de las organizaciones de la sociedad civil. En tercer lugar, un órgano de Asesoría Jurídica Federal de Atención a Víctimas, dependiente de la Comisión Ejecutiva, para que los afectados cuenten con un profesional del derecho que los represente y defienda legalmente. En cuarto lugar, el Registro Nacional de Víctimas, que facilitará el acceso a la ayuda que faculta la ley. Y en quinto lugar, el Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral, que será el encargado de brindar los recursos necesarios para ayudar a las víctimas.

Con la Ley General de Víctimas, México asegura que da "un paso importante hacia la Sociedad de Derechos que queremos construir", "una sociedad de pleno respeto a la integridad del ser humano; sensible y solidaria ante el dolor de un semejante".

La Ley de Víctimas de México se declara sensible y solidaria ante el dolor de un semejante
Comentarios